Es una de sus sociedades patrimoniales

Nueva Rumasa suma 14 firmas en concurso tras solicitarlo para Clecao

Nueva Rumasa ha solicitado el concurso voluntario de acreedores para su patrimonial Clecao, según han confirmado fuentes judiciales, con lo que se elevan a 14 las empresas de la familia Ruiz-Mateos en esa situación.

Rueda de prensa de Nueva Rumasa
Rueda de prensa de Nueva Rumasa

Las mismas fuentes han detallado que la solicitud de concurso voluntario se registró el pasado 26 de abril y ha recaído en el Juzgado de lo Mercantil número 1 de Madrid, el mismo al que se remitió el preconcurso el pasado mes de febrero.

Esta solicitud se suma a las presentadas por otras empresas del grupo, como Dhul, Carcesa, Cacaolat, Quesería Menorquina, Hibramer, Clesa, Elgorriaga y las bodegas de Jerez de la Frontera (Cádiz) Teresa Rivero, Zoilo Ruiz-Mateos, Garvey Jerez, Bodegas Valdivia y la comercializadora Unión de Grandes Bodegas.

Los juzgados han apartado a la familia Ruiz-Mateos de la gestión en los casos de Dhul, Carcesa, Quesería Menorquina e Hibramer, mientras que les ha mantenido en las bodegas de Jerez y Cacaolat.

Falta el pronunciamiento judicial sobre la aceptación y el mantenimiento o no de la gestión a los actuales propietarios en los procesos de Clesa y Elgorriaga.

Nueva Rumasa prevé presentar además la solicitud de concurso voluntario para Trapa, que en estos momentos se encuentra en preconcurso de acreedores.

En el caso de Quesería Menorquina, su propietaria Carcesa ultima la venta de las acciones a los trabajadores y directivos de la planta de Mahón por el precio simbólico de un euro, según adelantó este miércoles Efeagro.

Por lo que respecta a Clecao, en sus últimas cuentas depositadas en el Registro Mercantil, referidas al ejercicio de 2008, figura que las inversiones inmobiliarias de la sociedad ascienden a 16,5 millones de euros (4,72 millones en terrenos y bienes naturales y 11,73 millones en construcciones).

La compañía declaró en sus cuentas de 2008 deudas con entidades de crédito a largo plazo por valor de 10,43 millones de euros (con un vencimiento a 24 de julio de 2010).

Por otra parte, la deuda con entidades de crédito en instrumentos financieros a corto plazo se situaban en 2,64 millones (refinanciado su vencimiento a septiembre de 2008) y en 7,17 millones en derivados y otros.

La compañía Clecao, que cerró el ejercicio 2008 con un beneficio de 36.879,16 euros y unos ingresos de 634.160 euros, declaró contar con deudas con acreedores a largo plazo por valor de 13,64 millones y a corto plazo, de 7,4 millones.

Según el Registro Mercantil, José María Ruiz-Mateos hijo figuraba como administrador único de Clecao cuando la sociedad presentó el preconcurso de acreedores.