La ganancia trimestral baja un 45%

Ono gana clientes, pero reduce sus ventas y beneficios

Ono ha logrado volver al crecimiento en clientes, con 26.000 altas de banda ancha en el trimestre. Sin embargo, ni los ingresos ni el beneficio acompañan.

Conseguir clientes es clave para un negocio, pero no es lo único necesario. Y las cuentas de Ono en el primer trimestre lo corroboran. La operadora ha confirmado su vuelta al crecimiento en usuarios tras varios años de atonía, pero no ha sido suficiente.

Según los resultados presentados esta mañana, la operadora de cable ha sacado partido del tirón de sus ofertas de alta velocidad, a 50 megas, y de la mejora tecnológica de su red, y ha conseguido aumentar el número de clientes de banda ancha. Capta 26.000 en tres meses, menos que Jazztel u Orange, pero en positivo, al fin y al cabo. A cierre de marzo, la operadora contaba con 1,4 millones de abonados de banda ancha.

Sin embargo, los resultados financieros no han acompañado. Ono está consiguiendo sus nuevos clientes a base de fuertes promociones, lo que significa que pagan poco. Pero a la vez está perdiendo parte de los antiguos, los que ya pagan la cuota completa, y eso afecta a sus ingresos. Por eso, en el primer trimestre la facturación cae un 2,2%, hasta 364 millones de euros.

El esfuerzo en contención de gastos ha permitido que esta caída no se refleje en el Ebitda, que sube 1,9%, pero el efecto en el resultado neto es incuestionable. La ganancia se queda en nueve millones, un 45% menos que en el mismo periodo del año anterior.

Eso sí, Ono está comenzando a generar cada vez más cantidad de caja. En tres meses, su flujo de caja libre se ha situado en 58 millones, frente a 23 millones en el primer trimestre del año pasado.