Mañana sale a Bolsa en NY

El 'Facebook chino' se suma a la burbuja de las redes sociales

Ni Facebook, ni Twitter, ni Linkedin. La red social más popular de China, Renren, se convertirá mañana en la primera que cotiza en la Bolsa de Nueva York. Con 117 millones de usuarios y sin rival en el mercado chino (vetado para Facebook), Renren ronda una valoración de 5.000 millones de dólares.

Página web de Renren
Página web de Renren

La entrada a principios de año de Goldman Sachs en Facebook disparó su valoración hasta los 50.000 millones de dólares (38.000 millones de euros). Linkedin, red social especializada en contactos profesionales, está preparando su salida a Bolsa con una valoración de 1.700 millones de euros. Y el precio de Twitter oscila entre los 5.865 y los 7.330 millones de euros, según las últimas ofertas de los inversores. El número de usuarios y la ingente cantidad de información que manejan son un nuevo criterio de valoración, por encima de los tradicionales y tangibles beneficios. Los amantes de la especulación no se resisten a entrar en las nuevas empresas 2.0, aún no cotizadas. Prevén que su salida a Bolsa es cuestión de tiempo y aspiran a sacar tajada. Pero si la ecuación usuarios/beneficios no se cumpliera, estaríamos ante una nueva versión de la burbuja de las punto com.

La empresa china, Oak Pacific, propietaria de la red social Renren, se ha adelantado a todas las demás. Mañana sus ADRs (títulos con los que cotizan las empresas extranjeras en Wall Street) saltarán al parqué de la Bolsa de Nueva York de la mano de Deutsche Bank y Credit Suisse. Serán algo más de 500 millones de euros, con un precio de entre 8,1 y 9,4 euros por título, según la información de SEC norteamericana. En el rango medio, la valoración de Renren estaría en 67 veces sus ventas. Atendiendo a la variable por ingresos, la red social china superaría a Facebook: Sobre unos 2.000 millones de dólares en ingresos, según los analistas, la valoración de la compañía de Mark Zuckerberg estaría en 25 veces las ventas.

La férrea censura del régimen de Pekín mantiene a Facebook fuera del mercado chino, pero aún es el líder incuestionable en número de usuarios: 500 millones. Renren (todo el mundo, en su traducción al castellano) cuenta con 117 millones de perfiles, cinco veces menos que la compañía norteamericana. Pero la red social china es ambiciosa, y aspira a multiplicar sus usuarios y su valoración. El objetivo es superar los 38.000 millones de euros en que está valorada Facebook tras la entrada del vehiculo de inversión de Goldman Sachs, según Bloomberg. El vertiginoso crecimiento previsto para la economía asiática a lo largo de 2011 (tres veces mayor que la estadounidense, según datos del FMI) y la progresiva reducción de la brecha digital en el mercado chino son su sustento. Unos 457 millones de chinos tienen acceso a Internet, y la mitad de ellos son usuarios de redes sociales. Un cifra insignificante si se compara con los 1,3 billones de habitantes de la potencia asiática.

"Se puede entender que Renren está sobrevalorada, pero el crecimiento es innegable y la gente va a comprar", opina en Bloomberg un analista de la firma norteamericana IPOX Capital Managament.

Antivirus y vídeos online

"Nunca se ha visto un crecimiento tal en el sector chino de Internet" afirma el especialita en social media, Lou Kerner. Tres empresas chinas han anunciado su salida a bolsa en el último mes, disparando a su vez su valoración. Youku.com Inc., una plataforma de video online, ha conseguido una valoración de 100 veces sus ventas en 2010, según el folleto de su OPV de diciembre. Qihoo 360 Technology, un fabricante de antivirus, ha doblado su valoración hasta 56 veces sus ventas.

"Es razonable pensar que los inversores están sobrevalorando a estas empresas, pero atendiendo a su cotización no es descabellado pensar que Renren pueda alcanzar las mismas cotas de valoración", sostiene un experto de Renaissance Capital.

Pero la sombra de la especulación está muy presente. "Estamos por lo menos en una época de exhuberancia, si no en una burbuja de activos chinos en internet", afirma otro de los analistas consultados por Bloomberg. "Los inversores deben ser muy conscientes de que si las empresas no consiguen cumplir los objetivos de beneficios que se espera, corren el riesgo de sufrir un duro despertar", concluye.