Tirón en el sector agrícola

Alimentos para invertir

El maíz, el trigo, el café o el algodón se han convertido en una de las opciones más rentables, con alzas de hasta el 100%. Los analistas aconsejan aprovechar el tirón

Campo de trigo
Campo de trigo

La escalada del precio del oro y de la plata sorprende. Y no es para menos, puesto que presentan rentabilidades del 30% y 160% en el último año, comportamientos que baten con creces a las Bolsas. Pero, el interés de los inversores por las materias primas se está abriendo hacia otros campos. Revalorizaciones en cereales básicos en la alimentación de buena parte de la población mundial como la del trigo, del 56% en 12 meses, y por encima del 100% en el maíz, el café y el algodón comienzan a llamar la atención de los inversores. Según ETF Securities, entidad emisora de ETF (fondos cotizados) de materias primas y divisas, los productos referenciados al sector agrícola experimentaron a nivel mundial el mayor crecimiento en activos bajo gestión durante el primer trimestre: el 42%. Los de ganadería fueron los segundos de más aumento, del 35%, seguidos de los productos diversificados, con un 28%, materiales industriales (16%) y metales preciosos (2%). Hay una cifra más que prueba la inclinación del mercado a favor de los activos agrícolas: los flujos netos (entradas de efectivo menos salidas) fueron de 1.987 millones de dólares de enero a marzo, frente a la salida de 805 millones de dólares en los metales preciosos. El mayor interés ha venido de la parte de los ETF del algodón, con 141 millones de dólares netos.

Los ETF son los productos más utilizados para invertir en materias primas como el trigo, el maíz, los cereales, el café, el arroz o el algodón. "Son más directos. No invierten en las compañías, sino a través de futuros de la materia, y permiten estar apalancado", explica David Navarro, gestor de Inversis Banco.

Hay otros vehículos para aprovechar el tirón de los precios como son los fondos sectoriales, warrants o CFD. También están los ETF inversos, pero es una apuesta más especulativa, para el muy corto plazo, y por tanto más arriesgada. Cualquier firma de intermediación española que esté autorizada puede comercializar ETF agrícolas o de otras materias primas. Inversis, Renta 4, o Saxo Bank, son algunos ejemplos. En España, la oferta en materias primas se limita a dos productos de Lyxor: Lyxor ETF Commodities y Lyxor ETF Commodities Non Energy. "No hay dificultades técnicas para invertir fuera, pero los costes aumentan", explica Fernando Luque, de Morningstar.

Una de las grandes diferencias entre la espectacular subida de los metales preciosos y de los precios agrícolas es que en estos últimos el grado de especulación es menor, depende de más factores externos como el clima. "Es un fenómeno más natural, y más complicado para invertir. Nadie piensa en el maíz o el trigo como valor refugio", explica David Navarro. A su juicio, y al de la mayor parte de los analistas, lo que está provocando el rally agrícola es un fuerte desajuste entre la oferta y la demanda. El suelo cultivado no ha crecido, y al mismo tiempo el poder adquisitivo en países como China e India ha aumentado. En un segundo término, está la inflación. "Entre el 30% y 35% de la cesta del IPC de los emergentes viene de la parte de agricultura. Si estás invirtiendo en economías de estos países y prevés presiones inflacionistas, tienes que comprar materias primas para protegerte", añade Navarro.

Nicholas Brooks, director de análisis y estrategia de inversión de ETF Securities, se expresa en los mismos términos y señala que el impulso de las materias primas obedece a la demanda de los inversores para tener una cartera diversificada y para evitar riesgos políticos e inflacionistas en los mercados emergentes.

Las previsiones sobre las materias primas agrícolas apuntan a los mismos términos que la evolución reciente. Hay mayoría entre los analistas a la hora de recomendar invertir en estos productos. Desde ETF Securities señalan que la situación económica mundial y los riesgos que persisten continuarán influyendo en las carteras de inversión a lo largo de 2011. Y en este sentido, la firma considera que el oro, el petróleo, la agricultura y el resto de las materias primas ayudarán a diseñar esas estrategias.

Cautela. No toda rentabilidad es la que parece

No todos los productos invierten directamente en la materia prima, sino a través de derivados.

En este momento, los precios de los futuros de vencimiento a largo plazo son mayores que los de corto. No es la situación más favorable.

Se invierte en dólares, pero la rentabilidad que se obtiene es en euros.