Los próximos meses, cruciales

Los precios de los alimentos seguirán altos en 2011 y 2012

El informe "Perspectivas alimentarias" de la FAO revela que las cosechas récord de alimentos como los cereales apenas sirven para cubrir el consumo. Los precios de los productos básicos han aumentado un 37% en un año.

La escalada de precios de los productos básicos no tiene visos de pararse, según el informe "Perspectivas alimentarias" de la Organización de Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO). Pese a que en mayo el Índice de la FAO que mide los precios de los alimentos tuvo un promedio de 232 puntos, tres puntos menos que en abril, la subida con respecto a mayo de 2010 es del 37%.

El informe explica que el descenso de las existencias y el escaso aumento de la producción en la mayoría de los cultivos (arroz, trigo, cereales) provocan la situación de precios elevados, que pone en peligro a los países con menos recursos y con más necesidad de alimentos. Las condiciones meteorológicas y los anuncios de Rusia y Ucrania de levantar la prohibición a las exportaciones de cereales a partir del mes de julio condicionarán el futuro de los precios.

El descenso de apenas el 1% en mayo se debió a la bajada de los precios de los cereales (-1%) y del azúcar (-10%). Sin embargo, el precio de los cereales ha crecido un 69% desde mayo del pasado año. Por su parte la carne alcanzó un nivel récord en su precio, y está previsto que su producción sólo vaya a aumentar un 1% en 2011 respecto a 2010, debido a los elevados precios de los piensos, los brotes de enfermedades y el agotamiento de las existencias de ganado, explica la FAO.

Quienes más sufren esta situación son los países menos desarrollados y aquellos con ingresos bajos y déficit de alimentos. La FAO espera que la factura global por la importación de alimentos será un 21% mayor que en 2010, llegando a 1,29 billones de dólares estadounidenses, lo que provocará que estos países tengan que gastar entre un 27% y un 30% más en importaciones que el año pasado. La importación de alimentos les supondría el 18% de todas sus importaciones, mientras que el promedio mundial está situacio en el 7%.

Además, la FAO hace un llamamiento a vigilar de cerca el mercado de futuros y a mejorar su transparencia.