Vida Jurídica. Pequeños despachos

El discreto encanto del derecho preventivo

Derecho asociativo y de fundaciones en un proyecto innovador liderado por Rafael Rich

Las oficinas de Rich & Asociados hacen una inmejorable introducción del alma que contienen. Transparencia, discreción y sólidos principios. Rafael Rich, socio presidente y fundador del despacho, nos descubre una filosofía de negocio que se basa en concebir la práctica del derecho como un camino de crecimiento y desarrollo personal y un compromiso con la sociedad para "hacer del mundo un espacio más justo y solidario".

Rich, formado en Esade, comenzó su carrera en el área de derecho laboral y social a comienzos de los noventa. Algunos años de ejercicio le llevaron a sentir cierta "insatisfacción", lo que le condujo a emprender un periodo de formación especializada en negociación y mediación. De esta filosofía nace el despacho fundado en 2001 "con la idea de prestar asesoramiento jurídico a empresas y entidades no lucrativas, en los ámbitos social y educativo principalmente". En esta dirección han constituido el Centro de Innovación Docente como apoyo jurídico para los profesionales de la enseñanza.

Traslada con convencimiento su apuesta por el "derecho preventivo", entendido como la búsqueda de soluciones no litigiosas que, afirma Rich, "son más rápidas, más fáciles y más justas en la mayoría de los casos".

"Somos innovadores", dice el letrado. La discreción -hasta seis veces citada- se convierte en piedra de toque de un estilo de trabajo inspirado en el método de la prestigiosa Escuela de Negociación de Harvard. Una de las singularidades del despacho, que asesora a las patronales de la enseñanza concertada y los centros asistenciales religiosos en el ámbito empresarial y laboral, participa en la redacción de leyes educativas y está en los procesos de fusión de algunas entidades financieras, es dar un enfoque "multidisciplinar" a los asuntos que tramita, incorporando a las decisiones, "que se trabajan colectivamente", a economistas, sociólogos o pedagogos.

Rafael Rich se muestra convencido de que "compartir el proyecto es la mejor garantía de eficiencia" y que generar un espacio "muy humano" de trabajo -hace más de cinco años que establecieron medidas de conciliación- contribuye "a la productividad y a la excelencia" porque, como dice el abogado, "invertir en personas no es un gasto". Todo ello conduce al otro eje de su proyecto profesional: la formación.

En Rich & Asociados la formación fluye realimentando el sistema. Todos sus socios son profesores colaboradores de varias universidades; el despacho ofrece formación especializada a sus clientes, y todos sus miembros participan de un programa de formación continua permanente.

Todo un reto que se hace compatible con la Fundación Rich & Asociados, donde la vocación de servicio social se hace carne en diferentes proyectos de cooperación en América Latina o de participación en el estudio de conflictos más cercanos, sin olvidar un proyecto innovador y social de bufete en el que la discreción habita entre transparentes principios.

Radiografía

Año de fundación: 2001.

Número de socios y empleados: 14.

Perfil de actividad: negociación y mediación avanzada, derecho educativo, de empresa y de familia

Dirección: C/ Zurbano, 23. Madrid.