Educación

España e Iberoamérica abogan por la movilidad de docentes

Los 22 países de la Liga Árabe emulan el modelo educativo Metas 2021

España e Iberoamérica abogan por la movilidad de docentes
España e Iberoamérica abogan por la movilidad de docentes

La puesta en marcha del programa educativo Metas 2021 para España, Portugal y Latinoamérica ha incidido en la necesidad de "mejorar la calidad de los docentes y permitir la movilidad de estos entre las distintas regiones", según ha comentado Álvaro Marchesi, secretario general de la Organización de Estados Iberoamericanos (OEI) en la presentación del programa de la Liga Árabe para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Alecso) basado en el modelo de la OEI.

Marchesi aseguró que en 2021, año en el que se celebra el bicentenario de los países latinoamericanos, se pretende haber cumplido cuatro objetivos principales: "Terminar con el analfabetismo, que hoy sufren 30 millones de personas en la región latina, conseguir la escolarización de todos los niños de 3 a 16 años, lograr alimentación y salud, así como el registro para todos los pequeños de cero a seis años, y mejorar la calidad del profesorado".

Para esto último se aboga por el intercambio de experiencias entre los profesores de distinto país, pero también de la mayor dotación de medios con el objetivo de que los alumnos dispongan de un ordenador, como ya está consiguiendo Argentina y Uruguay, biblioteca e incluso luz en otros países, como es el caso de Nicaragua. También se prevé lograr sistemas de evaluación y control eficiente en la gestión escolar.

El plan activará 100.000 millones de dólares en recursos para la educación

Para ello, la OEI ha creado un fondo solidario con el objetivo de captar 3.000 millones del mundo empresarial, de los que actualmente ya se han conseguido 2.000 millones de euros gracias a esta iniciativa. Además, el plan educativo cuenta con el impulso de los Ministerios de Educación, que pondrán en marcha 100.000 millones de dólares de recursos.

La Liga Árabe -integrada por Afganistán, Arabia Saudí, Argelia, Bahréin, Catar, Comores, Emiratos Árabes, Irak, Jordania, Kuwait, Líbano, Libia, Mauritania, Marruecos, Omán, Palestina, Siria, Somalia, Sudán, Túnez, Yemen y Yibuti- se ha sumado a esta iniciativa y ha solicitado a la Organización de Estados Iberoamericanos su asesoramiento para emular el programa educativo Metas 2021.

El convenio que firmó ayer Mohamed Ben El Aziz Achour, director general de Alecso, y Juan Manuel Moreno, del Banco Mundial, pretende abordar, con soluciones comunes, los problemas de falta de calidad educativa en la región.

Los países árabes, que también tienen la ventaja de una lengua común y de una economía en plena expansión, aspiran igualmente a construir un gran plan regional que coloque a la calidad de la educación como prioridad política. En este sentido, se persigue alcanzar el objetivo de la OEI que supone reducir el analfabetismo al 3% frente al 10% actual para niños y jóvenes.

La Organización de Estados Iberoamericanos, creada en 1949, y su programa Metas 2021 han sido propuestos al Premio Príncipe de Asturias de Cooperación 2011 por la Universidad Internacional Menéndez Pelayo, el Consejo Superior de Investigaciones Científicas y la Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales.

La cooperación de BBVA, Telefónica y Mapfre

Las grandes empresas españolas se han volcado con el proyecto Metas 2021 para conseguir una educación de mayor calidad en la península Ibérica y la región latinoamericana. La aportación de tres compañías, BBVA, Telefónica y Mapfre, ya casi ha superado el objetivo del fondo solidario que ascendía a 3.000 millones de euros para los próximos 10 años.

Estas multinacionales españolas, junto con otras latinas y brasileñas, han invertido un total de 2.000 millones de euros en un tiempo récord, dos años desde que el programa Metas 2021 arrancara en 2008 en la Conferencia Iberoamericana de Ministros de Educación celebrada en El Salvador.

No obstante, para Álvaro Marchesi, secretario general de la OEI, el esfuerzo de las grandes empresas continuará en los próximos 10 años, porque "difícilmente se podrá salir de todas las crisis si no se eleva el nivel educativo de los países".