Corea y Canadá investigan el registro de datos de los iPhone y los Android

Europa ultima un dictamen sobre geolocalización y dispositivos móviles

Las autoridades europeas de Protección de Datos ultiman un dictamen sobre servicios de geolocalización y dispositivos móviles inteligentes. El texto, que llegará en plena polémica sobre la recogida de datos geográficos de los dueños de los teléfonos iPhone y Android, establecerá las reglas que deben cumplir los proveedores de estos servicios.

Las agencias europeas de protección de datos, que se reúnen en el llamado Grupo de Trabajo del Artículo 29, y del que forma parte la AEPD española están trabajando actualmente en un dictamen sobre servicios de geolocalización en dispositivos móviles inteligentes (smartphones y tablets, fundamentalmente) que recogerá, entre otros aspectos, el análisis y descripción de la incidencia y los riesgos de estos servicios para la protección de datos y la privacidad de los usuarios.

Las autoridades europeas prevén que el dictamen, que también incluirá los principios y garantías que los proveedores de servicios de geolocalización en terminales móviles deben cumplir y respetar en materia de protección de datos, se apruebe en unas semanas. El texto resulta clave, ya que verá la luz pocos días después de que varios informes alertaran la semana pasada de que los teléfonos equipados con el sistema operativo Android de Google y los iPhone de Apple están recopilando datos sobre los movimientos geográficos de sus usuarios, y que ambas compañías almacenan dicha información en sus servidores para ofrecer nuevos servicios.

Ayer se supo que Apple está siendo investigada en Corea del Sur por el regulador de las comunicaciones, que determinará si la compañía de la manzana está infringiendo la ley por guardar datos sobre la ubicación de los usuarios de iPhone e iPad, informó Bloomberg. El organismo ha pedido información a Apple sobre la frecuencia con que recoge los datos y el tiempo que los almacena. Además, quiere saber si los usuarios tienen la opción de decidir si se guarda o elimina dicha información, y determinar con todo si se vulnera la privacidad.

Steve Jobs negó ayer cualquier rastreo de los usuarios de sus iPhone y iPad

La polémica también ha llevado a las autoridades de Canadá a contactar con Google para saber qué uso están haciendo de los datos de rastreo de las personas a través del teléfono. Y el senador demócrata estadounidense Al Franken ha escrito una carta a Steve Jobs, consejero delegado de Apple, cuestionando dicha práctica, y ha exigido explicaciones acerca de las razones por las que los iPhone mantienen un archivo con la localización de sus usuarios. Jobs negó ayer cualquier rastreo de los usuarios. "No rastreamos a nadie. La información que está circulando es falsa", según un correo enviado por Jobs a un lector de Macrumors.com, que recoge Business Insider.

La AEPD explica que no ha emprendido acciones por este motivo contra Apple y Google. "El dictamen sentará las líneas de actuación sobre estos temas".

Información muy valiosa para ofrecer nuevos servicios

Apple y Google recopilan periódicamente los datos de localización de los móviles, según publicaron The Wall street Journal y The Guardian la semana pasada haciéndose eco de los trabajos de algunos analistas de seguridad. Por ejemplo, este último diario desveló la investigación del sueco Magnus Eriksson, según el cual los móviles con Android almacenan la situación de las últimas 50 antenas de telefonía móvil a las que se conecta el dispositivo, así como los últimos 200 hotspots wifi, mientras los iPhone e iPad 3G registran la situación geográfica durante al menos un año.

Por su parte, el rotativo económico, que citó al experto Samy Kamar, apunta que ambas firmas almacenan esa información para crear bases de datos que después servirán para vender servicios publicitarios personalizados. Lo cierto es que ya hay muchos servicios como las búsquedas locales de negocio o funciones de red social como localizar a amigos cercanos que precisan de esa recopilación de datos sobre la ubicación del usuario.

La cifra

5.700 millones de euros moverán los servicios publicitarios personalizados en 2014, según Gartner. Y estos requieren de información geolocalizada.