Josep Carreras

"La gente más modesta es más sensible a causas sociales"

La Fundación Josep Carreras destina 7,5 millones de euros a investigación.

Yo sufrí leucemia hace 22 años y durante todo el tiempo que duró la enfermedad, que fue aproximadamente de un año, recibí extraordinarias muestras de afecto, generosidad y solidaridad por parte de la gente. Entonces pensé que la manera que tenía de agradecer este afecto era crear una iniciativa que luchara contra la misma enfermedad que yo padecí. Y así nació la idea de la fundación". El tenor Josep Carreras habrá contado cómo creó esta organización de ayuda a los enfermos de leucemia un centenar de veces, pero no se cansa. El catalán se ha impuesto la tarea de engrandecer la fundación acercando su lucha contra la leucemia más a un legado vital que a una llana contribución solidaria.

Por ello, tras una tarde de atenciones incesantes a los medios de comunicación, tras la enésima entrevista de la jornada, se acomoda con tranquilidad, ritmo y un tono pianissimo a enumerar los logros y los objetivos de su fundación. "Como he conseguido ganar la batalla, siento un gran agradecimiento por la comunidad científica", explica, y afirma que uno de los ámbitos de actuación más relevantes de la Fundación Josep Carreras contra la Leucemia es precisamente la contribución económica a la investigación.

Desde el inicio de su actividad en 1988 lleva invertidos 7,5 millones de euros en estas tareas y sus fondos han contribuido al desarrollo de 150 proyectos científicos relacionados con esta enfermedad. A la hora de elegir uno entre sus grandes logros, el tenor destaca la popularización de las donaciones de médula ósea y de sangre, y más importante aún, el hecho de comunicar el avance de los sistemas de donación. En la actualidad algunas donaciones de médula pueden llevarse a cabo con métodos muy poco invasivos, como la extracción de sangre.

Infraestructura social

Carreras hizo un hueco para Madrid en sus incontables compromisos internacionales con el fin de presentar una nueva campaña de sensibilización de la fundación, que tuvo lugar en el Hospital Infantil Universitario Niño Jesús. Ha sido bautizada con el lema: Ayúdanos a que las personas estén donde tienen que estar. Con él, la fundación alude a otra de sus labores más representativas, que es la asistencia social.

"Es increíble lo sabios que son los niños. Quienes sufren enfermedades tan severas como la leucemia maduran con una facilidad extraordinaria. Y son a menudo más valientes y corajudos que los adultos. Es de admirar cómo reaccionan los pequeños", reivindica Carreras y afirma que, por ello, tienen que contar con infraestructuras suficientes para seguir yendo al colegio, estar con sus familias, fijando planes…

Reconoce que no es el mejor momento para poner en marcha una campaña de captación de fondos debido a las dificultades económicas. "Pero la gente tiene una sensibilidad para estar con las personas que sufren, y muy a menudo la gente más modesta es la más sensible", indica el tenor. E insiste: "Es un acto de solidaridad humana. Si tenemos formas de ayudarlos con una donación de médula ósea o a través de una ayuda económica que puede hacer avanzar el proceso de cura total de la leucemia, vale la pena intentarlo".

Respecto a sus próximos conciertos, deja caer que este no es día para la música. Toda la atención les corresponde a los pacientes de leucemia del Hospital Niño Jesús.

Referencia científica mundial en leucemia

Uno de los logros más destacados de la organización de Carreras ha sido la constitución en el año 1991 del Registro de Donantes de Médula âsea (Redmo), que ha permitido que alrededor de 3.500 pacientes de leucemia u otras enfermedades hematológicas hayan encontrado donantes compatibles fuera de su entorno familiar. "Muchos de ellos han conseguido salvar su vida gracias a esta terapia", afirma Carreras.

El registro funciona bajo el paraguas del Ministerio de Sanidad y tiene acuerdos con todas las comunidades autónomas, pero es gestionado directamente por la fundación. Los números describen por sí mismos el éxito de esta iniciativa particular, que se han convertido en paradigma de la colaboración público-privada en el ámbito sanitario. El Redmo cuenta hoy día cuenta con alrededor de 86.000 donantes de médula ósea y 45.000 unidades de sangre de cordón umbilical.

Solo en 2010 se iniciaron 728 búsquedas de donantes y se produjeron 404 donaciones gracias a esta base de datos.

Entre los retos pendientes surge la imponente sombra de la sede del Instituto de Investigación contra la Leucemia Josep Carreras, actualmente en proceso de construcción y cuya apertura está prevista para 2013. Y no se olvida de recordar el objetivo final: conseguir que la leucemia sea curable en el 100% de los casos. El centro está destinado a convertirse en una referencia científica mundial, como lo son ya su registro y sus servicios a los enfermos.