Tendrá un coste de entre 250 y 300 millones de euros

KPN despedirá al 25% de su plantilla holandesa en cuatro años

La operadora holandesa KPN ha decidido seguir la senda de reestructuración laboral abierta por Telefónica. Ayer anunció que pondrá en marcha un plan para recortar entre 4.000 y 5.000 empleados

BLOOMBERG
BLOOMBERG

La empresa holandesa de telecomunicaciones KPN anunció el jueves la supresión de "entre 4.000 y 5.000" empleos en Holanda hasta el año 2015 a causa de "las nuevas tendencias" en el uso de la telefonía móvil, que han hecho que la firma baje sus expectativas de beneficio bruto de explotación.

El grupo, que cuenta con unos 30.000 trabajadores en todo el mundo, dijo que esta reducción supone entre un 20% y un 25% de los empleados en Holanda, con un coste de entre 250 y 300 millones de euros.

La compañía explicó en un comunicado que el beneficio bruto de explotación (Ebitda) para 2011 se situará en unos 5.300 millones de euros, en lugar de los más de 5.500 millones de euros anteriormente estimados.

También espera que se reduzca la facturación en el mercado holandés, donde, según la firma, "ha cambiado la conducta de los consumidores de telefonía móvil", que han pasado a usar con más frecuencia las redes sociales de comunicación.

En este sentido, el grupo holandés ha indicado que está haciendo "importantes ajustes" de su cartera móvil en los Países Bajos para optimizar el valor por cliente.

KPN estima que el ahorro en los costes no será suficiente para compensar la reducción de los ingresos, por lo que planea introducir "nuevos tipos de abonos" a móviles, que serán presentados durante el mes de mayo.

KPN adelantó el jueves resultados para el primer trimestre de 2011, en el que el beneficio neto creció un 32, situándose en 591 millones de euros.

El Ebitda se redujo un 4,1% (hasta 1.293 millones de euros), mientras que la facturación bajó un 1,3% (hasta 3.235 millones de euros).

A pesar de ello, la firma ha confirmado su propósito de repartir un dividendo de unos 0,85 euros por acción, así como un programa de recompra de acciones de 1.000 millones de euros.

Los ingresos del antiguo monopolio holandés han caído en los últimos años hasta situarse en 13.300 millones desde los 14.400 millones que alcanzaron en 2008.

La economía holandesa prevé crecer en 2012 a una tasa del 1,5%, después de haber subido un 1,5% este año. Todo ello en el marco de un recorte del gasto público del 0,5% para lograr una cifra de déficit público del 2,2%.

millones es el coste estimado del plan de despidos que pretende poner en marcha el grupo holandés KPN.

La cifra

300