Vida profesional

Enfermeros especialistas sin título salen del limbo profesional

Educación recibe 24.000 solicitudes de acceso excepcional a tres especialidades.

Enfermeros especialistas sin título salen del limbo profesional
Enfermeros especialistas sin título salen del limbo profesional

Ejercer una especialidad dentro de la profesión de enfermería y no tener el correspondiente título que lo acredite está más cerca ahora de terminarse. El Ministerio de Educación ha cerrado el 22 de marzo el plazo de solicitudes para el acceso excepcional al título de especialista en enfermería pediátrica, geriátrica y familiar y comunitaria. Con este procedimiento se ha permitido a los enfermeros en activo en toda España con una experiencia mínima en estas tres especialidades obtener el título que acredite su aptitud.

Según los datos facilitados por el Ministerio de Educación, se han presentado 23.887 solicitudes antes de que finalizara el plazo. La especialidad de enfermería familiar y comunitaria ha sido la más demandada (13.113), seguida de la pediátrica (6.167) y la geriátrica (4.607). "En estos casos se trata de especialidades de nueva creación, que los solicitantes no pudieron cursar porque no existían", explica Máximo González Jurado, presidente del Consejo General de Enfermería, que agrupa a unos 250.000 profesionales colegiados en toda España.

Salto cualitativo

González Jurado asegura que este proceso de regularización de especialistas supone "un salto cualitativo" para la profesión y una mayor garantía también para los pacientes que son atendidos por estas personas. El reconocimiento del título no es automático para los aspirantes. Además de aprobar un examen, los candidatos a la obtención del título de especialista tienen que haber ejercido como tal durante al menos cuatro años, que se rebaja a dos si acredita una formación adicional. También es posible acceder al proceso si el aspirante ha ejercido como profesor de una escuela de enfermería durante tres años en materias vinculadas a la especialidad que se quiere obtener.

Los enfermeros que acrediten experiencia suficiente en más de una especialidad podrán presentarse a los exámenes en todas ellas, pero finalmente tendrán que decantarse solo por una. Se trata de que un profesional pueda acceder solo a una especialidad.

El presidente del Consejo General de Enfermería destaca que presionó ante el Ministerio de Sanidad para lograr que los aspirantes tuvieran dos oportunidades para superar la prueba de aptitud. González Jurado asegura que este proceso de regularización de especialistas es el más importante de los últimos años y no descarta que en el futuro pueda haber alguno más, aunque de momento no está previsto.

Por otro lado, González Jurado ha explicado que el Gobierno ha garantizado interlocución a los enfermeros en caso de que en lo que resta de legislatura salga adelante la Ley de Servicios Profesionales. Los documentos previos al anteproyecto que maneja el Ministerio de Economía, que mantiene una posición más liberalizadora que Sanidad, abogan por suprimir la colegiación obligatoria para los médicos y enfermeros de la sanidad pública.

Médicos y farmacéuticos se mantienen a la espera

La existencia de profesionales que ejercen una especialidad sin tener el título está extendido en el mundo sanitario español. Se calcula que en el caso de los médicos y farmacéuticos existen unos 2.000. Estos dos colectivos están en conversaciones con el Ministerio de Sanidad para arbitrar una vía similar a la de los enfermeros, después de que en marzo el Congreso aprobara por unanimidad tener en consideración una proposición no de ley de varios grupos que solicitaba al Gobierno actuar en esta línea.

En el caso de los médicos sin especialidad (Mestos) y farmacéuticos (Festos), el problema arranca en los años ochenta cuando las plazas de MIR y FIR estaban muy por debajo del número de nuevos licenciados que salían de las facultades.