El Nikkei cede un 0,36%

Toyota reanuda la producción en 18 plantas japonesas

El Nikkei de la Bolsa de Tokio ha arrancado la semana con descensos ante los altos niveles de radiactividad que se han detectado en el interior de los reactores uno y tres de la central de Fukushima-1. Por su parte, Toyota ha reanudado la producción en 18 plantas japonesas después de cinco semanas sin actividad.

El índice Nikkei de la Bolsa de Tokio bajó hoy al cierre 34,87 puntos, o el 0,36%, hasta situarse en 9.556,65 puntos. El índice Topix, que agrupa a todos los valores de la primera sección, cayó 4,95 puntos, el 0,58%, hasta 836,34 enteros.

La Agencia de Seguridad Nuclear de Japón ha detectado altos niveles de radiactividad en el interior de los reactores uno y tres de la central de Fukushima-1, donde continúa la emergencia nuclear como consecuencia del terremoto y el tsunami del pasado 11 de marzo, informa la agencia de noticias Kiodo.

Estos datos han sido recabados por dos robots estadounidenses dirigidos por control remoto que han entrado en los edificios de ambos reactores para actualizar las cifras de radiactividad, hidrógeno, temperatura y humedad, según recoge la agencia Jiji.

NIKKEI 225 27.777,90 -1,59%

El objetivo de estas mediciones era determinar si los trabajadores de la central podían acceder a dichos reactores para reanudar las tareas de refrigeración, especialmente en el número tres, donde no ha entrado ningún operario desde la explosión de hidrógeno del mes pasado.

Toyota reanuda la producción en 18 plantas

Por su parte, Toyota, primer fabricante mundial de vehículos, reanudó hoy la producción en 18 plantas japonesas después de que los efectos de la catástrofe paralizara casi por completo su actividad durante cinco semanas. Hasta el 27 de abril el volumen de producción será la mitad del habitual, dijo a Efe un portavoz del grupo, Paul Nolasco.

Algunas de estas las 18 plantas que han arrancado hoy elaboran también piezas empleadas en las cadenas de montaje de la empresa, añadió el portavoz.

Las factorías de compañías afiliadas en las provincias de Miyagi e Iwate, dos de las más afectadas por la catástrofe, también han comenzado a funcionar, según informa por su parte la agencia local Kyodo.

El 14 de marzo la empresa se vio obligada a detener la producción de vehículos en Japón por las consecuencias del seísmo, aunque el 28 de ese mes retomó la fabricación de su modelo Prius y de dos de su marca Lexus.

El reinicio de actividad de la compañía se debe a que gran parte de sus proveedores ya han vuelto a elaborar y enviar piezas, según Nolasco, que precisó que ahora solo hay complicaciones con el suministro de 150 piezas, "mientras que hace dos semanas había problemas con unas 500".

Las plantas estarán paradas del 28 de abril al 9 de mayo, coincidiendo con los festivos de la "Golden Week", la "semana dorada" japonesa. Entre el 10 de mayo y el 3 de junio Toyota planea no detener las fábricas ningún día y espera mantener el volumen de producción en torno al 50%.