Christian Morales. Vicepresidente de Intel para Europa, Oriente Medio y África

"Intel está lista para competir en 'tablets' y 'smartphones"

Intel ha llegado tarde al mercado móvil. Pero no da la batalla por perdida. El directivo sostiene que la compañía tiene listo un roadmap muy competitivo

"Intel está lista para competir en 'tablets' y 'smartphones"
"Intel está lista para competir en 'tablets' y 'smartphones"

Que Intel sigue siendo el rey de los chips nadie lo cuestiona. Pero aún hoy no hay en el mercado ningún teléfono inteligente con sus chips; tampoco hay tablets, aunque esto parece que va a cambiar. El gigante estadounidense anunció la semana pasada el lanzamiento de su primer chip para tabletas y desveló que a lo largo de 2011 saldrán a la calle más de 35 tabletas con su arquitectura. "Estamos listos para competir", dice Christian Morales, que sabe que no será fácil hacerlo en este negocio donde otros rivales le sacan mucho terreno: Qualcomm, Nvidia, Marvell. Y, sobre todo, ARM, que en los últimos dos años ha subido en Bolsa un 450%, por un 50% de Intel. Desde inicio de año, ARM sube un 41% e Intel cae un 5,9%.

A Intel se le acusa de haberse centrado demasiado en el PC y perder el tren del smartphone y los tablets. ¿Cree, como Steve Jobs, que la era del PC ha acabado?

No. El PC cumple 30 años y es el dispositivo más darwiniano en el que se puede pensar, porque desde que se introdujo ha cambiado enormemente. Es cierto que otros dispositivos con diseños nuevos, más ligeros y con aplicaciones diferentes están llamando mucho la atención, pero el ordenador sigue siendo el dispositivo que más se vende. Este año se van a fabricar unos 300 millones de portátiles (incluidos unos 30-40 millones de netbooks) y 150 millones de PC de sobremesa. Y en 4-5 años el número de ordenadores entregados en el mundo se doblará, hasta casi 800 millones, así que no se puede hablar de era post PC.

INTEL 29,83 -0,80%

Sí, pero las ventas de PC ya se están resintiendo por los tablets. Y eso, hoy por hoy, son malas noticias para Intel, porque hasta ahora ustedes no tenían un chip para ese segmento.

Esto es un campeonato. Se pueden perder uno, dos, tres partidos, pero lo importante es ganar el campeonato. En los últimos 30 años hemos tenido importantes competencias de arquitecturas diferentes, como lo fue RISC, y hemos seguido ganando. Ahora hemos anunciado el nuevo procesador Intel Atom para tabletas que corre todos los sistemas operativos. Tenemos la plataforma Meego creada junto a Nokia, y vamos a fundar un centro tecnológico con la empresa china Tencent para desarrollos móviles. Tenemos un roadmap muy competitivo y vemos una actividad frenética de nuestros socios, que están creando soluciones alrededor de nuestros productos.

Pero tienen que correr mucho porque aún no hay tablets con arquitectura Intel en el mercado.

Realmente, tablets hoy, en gran producción y con éxito, solo hay uno, que copa el 95% del mercado, y se llama iPad. Pero a partir de mayo y a lo largo de 2011 saldrán más de 35 tabletas con nuestra arquitectura. ¿Qué van a representar? No sabemos, dependerá del número de aplicaciones y de todo lo que hay alrededor de estos equipos. Pero sabemos que si seguimos innovando, si creamos un ecosistema competitivo y aportamos mejor experiencia al usuario podremos seguir compitiendo y ganando.

¿Y qué fabricantes las lanzarán?

Fujitsu, Lenovo, Motion, Razer, Viliv, Evolve... Muchas de esas tabletas ya están en producción en Asia.

¿Así que no está todo perdido?

Nuestra visión es que para 2015-2020 va a haber de 15.000 a 20.000 millones de dispositivos conectados a internet. Y tenemos una ventaja clara, y es que la economía internet está desarrollada alrededor de la arquitectura Intel, así que tenemos la mejor experiencia de acceso a contenidos ricos de la red. Nuestra arquitectura ofrece más rendimiento, menor consumo energético y tiene un ecosistema de software muy dinámico alrededor de ella.

Pero habla de futuro. Habrá que ver si convencen al mercado, porque a día de hoy se han dejado comer el terreno en el mundo móvil.

Calculamos que hacen falta de tres a cinco años para entrar en un mercado nuevo, porque aquí no solo está la parte de hardware, también está el software y las aplicaciones. Nosotros decidimos entrar en smartphones hace tres años y cuando se entra en un mercado hay que invertir y ser paciente, porque si tienes una arquitectura mejor, tienes argumentos fuertes para convencer al mercado. Nosotros nos sentimos muy serenos respecto a nuestra capacidad de invertir e innovar. Como dije, esto es un campeonato y vamos a estar en la primera liga de todos los dispositivos donde es importante participar, y los tablets y los smartphones son dos de ellos.

"Trabajamos contrarreloj para tener la mejor oferta"

La Apple de este siglo ha impactado sobre empresas impensables tiempo atrás. Es el caso de Intel, porque la compañía de la manzana ha decidido fabricar sus propios chips. Sobre si la considera rival, Morales dice que "todo fabricante de chips que no esté usando nuestra arquitectura es competidor. Pero a nivel mundial hay decenas de fabricantes de chips, siempre ha sido un mercado muy competitivo y lo seguirá siendo. Nosotros lideramos algunos segmentos (PC, servidores, televisiones inteligentes), y nuestro objetivo es liderar también el de smartphones y tabletas. Trabajando contrarreloj para tener la mejor oferta".

¿Le preocupa a Intel que ARM quiera darle la batalla en el mercado de servidores? "Es lógico que quieran ir a nuevos segmentos, pero ahí estamos muy bien situados. Aun así, seguimos innovando porque ahora la infraestructura se está haciendo más compleja; el volumen de transacción de datos y de contenido rico por internet se va a multiplicar por un factor de 5 a 10 en los próximos años y hace falta más tecnología para comprimir esos datos, y ahí Intel tiene gran experiencia". Morales recuerda también la compra de McAfee. "Esa es una propuesta de valor única de Intel", subraya.

Políticas. "No vamos a juzgar la decisión de Nokia"

Nokia anunció un acuerdo con Microsoft para usar Windows Phone y no está siendo clara respecto a su apuesta por Meego, el sistema que desarrollaron con ustedes. ¿Se sienten traicionados?

Le dejaré a usted juzgary analizar. Nosotros respetamoslas decisiones delas empresas, cuales quiera que sean. Hay un fuerte respaldo a Meego, porque es un sistema operativo basado en Linux, que es muy estable, y se ha hecho ya mucho desarrollo alrededor de él. Las operadoras de telefonía a nivel mundial respaldan muchísimo este ecosistema y hay otros fabricantes de móviles muy interesados en él. Además, Meego no solo es para smartphones; hay otros muchos dispositivos que se pueden beneficiar de él y somos optimistas respecto a su futuro.

¿Cree que Nokia se equivoca con su decisión?

Ahí no puedo opinar. Pensamos que la plataforma Meego es muy competitiva y que era una gran oportunidad para las dos, y seguimos pensando que lo es para nosotros.

Se ha publicado que Intel está buscando nuevos socios para Meego, y que ya han encontrado uno. ¿Puede darme alguna referencia?

Se está haciendo mucho trabajo a su alrededor. No solo a nivel de sistema operativo sino en cuanto a aplicaciones que se están trasladando hacia Meego. Tendremos anuncios importantes en próximos meses.

¿Cuándo va a estar en la calle el primer smartphone con chips de Intel? Se dice que puede ser en el segundo semestre de 2011.

Toquemos madera. No puedo dar detalles hasta que no lo anuncien los propios fabricantes.

Antes decía que Meego sirve para otros dispositivos. ¿En qué están pensando?

Es una plataforma con muchas posibilidades en el entorno del automóvil, para aplicaciones industriales, para televisiones con conexión a internet, para set-top-box. Precisamente, el producto que más crecimiento está teniendo en todo el mundo como smart televisión es uno de la empresa francesa Free y está basado en nuestra arquitectura.