Pere Joan Devesa vendió antes del fiasco y compró en la caída

Cómo hacer 'trading' con las cuotas de la CAM si se es consejero de la caja

Antes de que Banco Base saltara por los aires, Pere Joan Devesa, consejero de la CAM, se deshizo de sus cuotas participativas. El día en que se se consumó la ruptura, adquirió 1.520 títulos y el pasado martes, tras la caída en Bolsa de la caja, recompró otros 1.650 títulos, pero cerca de un 10% más baratos que al precio al que vendió.

La actividad bursátil de las cuotas de la CAM se ha disparado en los últimos tiempos. Desde los 6,5 euros por título a los que cerraron el 24 de marzo llegaron a retroceder hasta los 5,8 euros el pasado lunes, aunque hoy suben ligeramente y se sitúan en torno a los 6 euros. El volumen negociado en las últimas sesiones ha llegado a rozar las 450.000 cuotas diarias, cuando la media diaria de los últimos 12 meses apenas se sitúa en las 73.000, según los datos de Bloomberg.

Y, como dice el refrán, a río revuelto ganancia de pescadores. El consejero Pere Joan Devesa, vocal en el consejo de la caja a propuesta de la Generalitat valenciana, se ha dedicado a hacer trading con las cuotas que controla indirectamente a través de la sociedad Hoteles Devesa. Devesa se incorporó al consejo de la CAM a principios de 2010. Es empresario del sector turístico, propietario entre otras compañías de la cadena de hoteles Poseidón, y durante ocho años fue presidente de la patronal hotelera de Benidorm. Además, Devesa fue durante un breve periodo de tiempo consejero de Terra Mítica.

A pocos días de que terminase el plazo para que las cajas presentasen al Banco de España sus planes de fusión y para que la fusión Banco Base saltara por los aires, vendió su cartera de cuotas participativas. Según consta en los registros de la CNMV, Devesa se deshizo de 6.176 cuotas en operaciones de venta entre 6,28 y 6,3 euros por acción el jueves 24 de marzo. Ingresó algo menos de 39.000 euros por la operación. Preguntados por este periódico, ni la CAM ni la oficina del propio Devesa hicieron declaraciones sobre la operación.

Es cierto que el mismo día en que se hizo oficial el naufragio del Banco Base, ante la expulsión de la caja alicantina por parte de Cajastur, Caja Cantabria y Caja Extremadura, Devesa recompró una parte de las cuotas de las que se había dehecho días antes. Adquirió 1.520 títulos a un precio de entre 6,25 y 6,3 euros por cuota. Se gastó 9.500 euros, pero no fue una gran compra, ya que los títulos de la caja comenzaron entonces una espiral bajista en Bolsa que los llevaron a marcar un mínimo de cierre de 5,8 euros el pasado lunes 4 de abril.

Pero, curiosamente, Pere Joan Devesa tuvo la fortuna de comprar el mismo lunes 4, y a un precio más atractivo del que al finalmente concluyeron las cuotas. Adquirió 1.650 a entre 5,68 y 5,70 euros por título, de forma que invirtió unos 9.400 euros, según los registros de la CNMV. Después de las dos últimas operaciones, el dueño de la cadena de hoteles Poseidón se ha hecho con 3.170 cuotas con un desembolso inferior a 19.000 euros.

Explicaciones

Pere Joan Devesa, en declaraciones recogidas por el periodico alicantino Información, asegura que la decisión de la venta no había sido suya, sino de uno de los responsables de su empresa, pero que en todo caso "se dio orden de recompra y el día 30 ya se ejecutaron parte de esas órdenes, en concreto se adquirieron cuotas por valor de 9.500 euros, porque es lo que se pudo comprar".

"Quiero decir que mi empresa factura 30 millones de euros al año, con lo que lo obtenido con las cuotas participativas no supone ni el 1 por mil de su actividad. Lo importante, pues, no es eso, sino que yo mismo tengo todos mis activos en la Caja del Mediterráneo, tanto los de mi empresa como los personales". "Lo que verdaderamente importa es eso: dónde está mi dinero y el de mi empresa, y está en la CAM. Las operaciones en ese sentido que hemos hecho refuerzan esa posición y suponen mucho más volumen del que significan las cuotas", aseguró el consejero de la CAM.