Los expertos descartan que haya más rescates en la UE

Los mercados levantan un muro entre España y Portugal

En cuanto se supo que Portugal había solicitado ayuda financiera a Portugal, buena parte de las miradas internacionales se posaron sobre España, el único país del grupo de los PIGS (sin contar a Italia) que aún no ha caído. Joaquín Almunia, Goldman Sachs y Morgan Stanley, entre otros, descartan problemas de financiación.

Dominó
Dominó

Como el devastador tsunami que asoló Japón, la crisis financiera ha avanzado inexorable por distintas economías europeas, derribando las fronteras cuidadosamente levantadas por los Gobiernos. A su paso han caído primero Grecia, Irlanda después, y Portugal por último. ¿Turno de la cuarta economía de la Unión Europea, la última frontera?

Muchos indicios y expertos apuntan a que esto no será así, y que la lusa será la última economía en entra en default. La primera en decirlo, como no podía ser menos, ha sido la vicepresidenta segunda del Gobierno y ministra de Economía, Elena Salgado, quien descartó hoy "absolutamente" que España siga los pasos de Portugal y tenga que recurrir a las ayudas financieras de la Unión Europea.

El comisario europeo de Competencia, Joaquín Almunia, confió hoy por su parte en que Portugal sea el último país de la UE que tenga que ser rescatado por su situación financiera y afirmó que España no está riesgo, a pesar de que sus empresas y bancos "no son inmunes" a la crisis portuguesa. Almunia, en declaraciones a los periodistas durante el Foro Hispano-Alemán que se celebra en Berlín, citadas por Efe, hizo hincapié en que España "no tiene problemas de financiación" y que su situación es "completamente distinta" a la de Portugal, Grecia e Irlanda, los países cuyas economías han tenido que ser rescatadas. Aunque reconoció que hay una "estrechísima" relación entre España y Portugal en cuanto a inversiones y exportaciones, el comisario de Competencia aseguró que la economía española es "seria" y no está en peligro. "España exporta a Portugal más del doble que a América Latina. Es lógico que las empresas y bancos españoles no sean inmunes a lo que está ocurriendo en Portugal. Pero la economía española es sólida", dejó claro.

Hay otras señales del mercado que apoyan las palabras de Salgado, indicios que muestran una confianza creciente en la resistencia de España e Italia -supuestamente, las siguientes fichas del dominó-. En el último mes, el spread de los bonos del país vecino han alcanzado los 433 puntos básicos. La deuda irlandesa, por su parte, ha avanzado hasta 108 puntos básicos en este mismo lapso, según los datos recopilados por Bloomberg. Además, tanto la Bolsa de tanto España como Portugal están registrando ligeras alzas en su cotización.

Camino inverso

Mientras tanto, en España e Italia se recorría el camino inverso. El diferencial exigido para asumir deuda italiana se ha situado recientemente en mínimos de los últimos dos meses, después de que el Gobierno lograse recortar el déficit presupuestario por encima de lo esperado, lo que ha relajado el spread de sus bonos de 199 el 30 de noviembre a 130 puntos ayer. Y lo que es más importante, lo mismo ha sucedido en el caso español. El retorno generado por su deuda está en máximos en el presente año (un 2,3% este año, tras perder más del 4% en 2010), y el diferencial se ha estrechadio en casi 100 puntos desde su récord a finales del pasado año. Actualmente ronda los 180 puntos. Esta situación supone una señal de aprobación por parte de los mercados de que las medidas de austeridad lanzadas por el Ejecutivo de José Luis Rodríguez Zapatero van a diferenciar al país de Irlanda y Portugal.

El prestigioso banco de inversión estadounidense Goldman Sachs ha sido el último en lanzar palabras de apoyo a la economía española. En un informe, la entidad financiera aseguró hoy que todo parece indicar que Portugal va a ser el último país en necesitar un rescate de la UE. "No esperamos que otro país de la zona euro mecesite asistencia financiera", aseguró en un informe a clientes Francesco Garzarelli, estratega jefe de tipos de interés de Goldman en Londres.

Morgan Stanley emitió un informe hoy en el que asegura que si bien "es poco probable que España se convierta en un rápido caso de recuperación", pero, a la vez, estima que "el panorama ha avanzado a mejor, con el sector público, por ejemplo, iluminando el camino". Y asegura más. "Somos constructivos acerca de la habilidad de España de diferenciarse de otros periféricos de la zona euro".

"España tiene la capacidad de reducir su deuda, a diferencia de Portugal", aseguró por su parte Orlando Green, director adjunto de estrategia de mercados de Credit Agricole. Este optimismo se repite en otros analistas. Michael Leister, del departamento de renta fija de WstLB, asegura a Bloomberg que "España todavía está fundamentalmente OK, e incluso los costes bancarios o sus necesidades de capital parecen manejables en el medio plazo, así que claramente España no es el siguiente renglón". En su opinión, "el mercado está juzgando a los países más sobre una base de su idiosincracia, y no solo limitándose a afirmar que todos los periféricos son iguales"

El banco británico Lloyds -que tuvo que ser rescatado tras absorber Halifax- cree que "el mercado sigue dando a Madrid el beneficio de la duda por el momento, pero la subasta de hoy va a ser escrutada por si se detectase cualquier indicio de interés decreciente de los inversores en este frente". Finalmente, el tesoro ha colocado 4.130 millones en deuda a tres años a menor precio que en la subasta de marzo.

La nota claramente pesimista la dio Saxo Bank. Su economista jefe,Steen Jakobsen, aseguró hoy que "es importante, tanto práctica como políticamente, que España no termine pidiendo un rescate, ya que vaciaría los fondos el Fondo Europeo de Estabilidad Financiera", incluso antes de que de llegásemos al Mecanismo de Estabilidad Europea en 2013. "El gobierno español se muestra claramente comprometido a intentarlo, y se trata de un importante primer paso, pero... veo riesgo de que la gravedad de los fundamentales económicos supere esta voluntad política de lidiar con los problemas estructurales del país.

Aviso del 'Financial Times'

El diario Financial Times, por su parte, es menos optimista y consideró hoy que los "progresos" reformistas de España por desvincularse de Grecia, Irlanda y la recién rescatada Portugal podrían "contener" el efecto contagio en la eurozona, si bien advierte de que Madrid "no debería cantar victoria todavía", pues cree que aún le quedan "algunos deberes" por hacer para "sacudirse" el "estigma" de los periféricos. "Grecia, Irlanda Portugal y España. Este era hasta hace poco el orden del guión, pero alguien (España) parece haber hecho añicos el guión", asegura este jueves con contundencia el diario económico en su Lex Column.

Para FT, las principales "debilidades" a las que se enfrenta el Ejecutivo de Zapatero siguen siendo la "indisciplina" fiscal de las comunidades autónomas y el hecho de que no ha acometido una reforma laboral "necesaria" para rebajar la "escandalosa" tasa de paro, que sobrepasa el 20% de la población activa. Precisamente, la vicepresidenta económica, Elena Salgado, revisaba ayer al alza las previsiones de paro para los próximos tres años derivada del exiguo crecimiento.