Tras la mañana de pérdidas

La subasta calma el mercado de Lisboa

El mercado financiero portugués ha reaccionado bien a la subasta de bonos del Tesoro luso. La Bolsa de Lisboa ha cambiado de color y, después de operar desde el inicio del día en rojo, el índice PSI 20 se ha apuntado una discreta subida en la última hora. Además, caen los tipos de interés en el mercado secundario.

Durante la mañana, la expectativa por la subasta del Tesoro portugués ha bajado el precio de las acciones portuguesas y el principal índice de Lisboa ha registrado una pérdida máxima de un 2,20% minutos antes de la subasta. Pero después de la venta de 1.005 millones de euros - aunque con tipos de interés más altos que lo previsto - el mercado ha empezado a cambiar lentamente.

El índice PSI 20 ha cerrado con un alza de un 0,31%, hasta los 7,816.73 puntos. Las acciones de la banca son los títulos que más ayudan el mercado. Los títulos del Banco Comercial Portugués han registrado un aumento del 4,06%, el Banco BPI ha subido un 3,15% y el Banco Espirito Santo señala un alza de 3,06%.

La reacción positiva del mercado ignora la decisión de la agencia Moodys que ha rebajado el rating de siete bancos portugueses (Santander Totta, Caixa Geral de Depositos, Comercial Portugués, Espírito Santo, BPI, Caixa Economica Montepio Geral y Banco Portugues de Negocios) y cuatro estatales (Parpública, Refer, Rádio e Televisão Portuguesa y CP).

Además, el mercado de los tipos de interés también reacciona positivamente. Antes del cierre del mercado, los bonos de cinco años eran negociados con una baja de más de 30 puntos en el tipo de interés, que ha retornado al nivel inferior a un 10%. Los negocios apuntan a un tipo de 9,801%. En la máxima del día, el título registraba un interés de 10,13%.