Colocan 2.500 millones en bonos senior en dos semanas

Santander, BBVA y Popular afilan sus armas en el mercado de deuda

Santander, BBVA y hoy Popular. Entre los tres, han colocado 2.500 millones de euros en deuda senior desde el 23 de marzo. El banco presidido por Ángel Ron ha vendido hoy 500 millones de euros y ha destinado casi la mitad del importe a inversores extranjeros.

Imagen de una junta de accionistas del Banco Popular
Imagen de una junta de accionistas del Banco Popular

Ya no solo colocan cédulas, el activo más seguro de los que vende la banca entre los inversores institucionales gracias a que cuentan con garantía hipotecaria. En las últimas semanas, los principales bancos españoles se han lanzado ha colocar bonos con el único respaldo de su balance. Y lo han hecho con éxito.

Santander logró vender 1.000 millones a tres años el pasado 23 de marzo pagando un diferencial de 175 puntos básicos (100 equivalen a un punto porcentual) sobre el midswap (el tipo de referencia utilizado para este tipo de emisiones). Ese mismo día, BBVA amplió una emisión anterior por otros 500 millones de euros y ayer volvió a apelar al mercado con otra colocación de 500 millones a un diferencial de 180 puntos. Y, hoy mismo, Popular ha salido al mercado con éxito, al emitir 500 millones a dos años con un spread de 240 puntos, según fuentes financieras. El 42% de los compradores han sido extranjeros.

En las últimas dos semanas, por lo tanto, Santander, BBVA y Popular han logrado colocar 2.500 millones de euros en deuda senior. A esta cantidad hay que sumar además las colocaciones realizadas anteriormente, como la realizada por Santander el 15 de febrero por 1.750 millones de euros. La entidad presidida por Francisco González, por su parte, colocó 1.750 millones a dos años el 7 de marzo y otros 250 millones en colocaciones privadas.

BBVA 3,18 5,62%
SANTANDER 2,26 5,62%

La Caixa, sin embargo, ha preferido no colocar hoy una emisión de cédulas, debido al tipo de interés exigido por el mercado, de acuerdo a fuentes conocedoras la operación. Los expertos en mercado de capitales reiteran que este hecho no hace sino reforzar la idea de que la caja de ahorros barcelonesa no tiene ninguna necesidad inmediata de obtener liquidez y que puede esperar a un mejor momento de mercado.