La guerra del pasivo, un problema para el sector

La Caixa: "No tenemos ningún interés en ninguna entidad"

El director general de La Caixa, Juan María Nin, dijo hoy que la caja en este momento no tiene interés en entrar en el capital de "ninguna entidad", en relación con un supuesto interés en CAM. El director general sostuvo que uno de los principales problemas que tiene el sector financiero en estos momentos es la guerra del pasivo que se ha desatado entre las entidades.

Juan María Nin
Juan María Nin

El director general de La Caixa, Juan María Nin, dijo hoy que la caja en este momento no tiene interés en llevar a cabo compra alguna. "En el futuro no hay ningún obstáculo para esto, pero ahora no tenemos ningún interés en ninguna entidad", aseguró en declaraciones a la prensa antes de participar en el XVIII Encuentro del sector financiero organizado por Deloitte, la Sociedad de Tasación, SAP y ABC.

Aunque durante su posterior intervención no mencionó la situación de la CAM, a su llegada afirmó que el Banco de España "nunca" le ha empujado a apostar por ella y consideró que el proceso se resolverá "bien", porque "así lo dice la experiencia en el 100% de los casos".

Nin también se refirió a la "guerra por el pasivo", que puede hacer a las entidades no competitivas, ya que España es un país con un elevado endeudamiento privado y sitúa a las entidades en situación de desventaja", y añadió que si el sector financiero "no resuelve esta guerra cortará la posibilidad de recuperación económica", y aseguró que la desconfianza en los mercados ha generado dificultades de deuda, ha elevado los diferenciales y ejercido presión sobre los márgenes de negocio.

Por otro lado, el director general de La Caixa explicó que la entidad está centrada en la salida a bolsa de CaixaBank, el próximo 1 de julio. En relación a esta operación, explicó que de así se sitúan "en igualdad respecto a sus competidores en el mercado" dentro del proceso de reestructuración del sistema financiero. Asimismo, la entidad cumplirá así con las exigencia de Basilea III, consiguiendo una "manguera adicional de capital" y, con ello, evitar la "tentación de hacer tonterías".