Según PwC

Transportar mercancías en tren ahorraría hasta 323 millones

Triplicar la cantidad de carga que se transporta por ferrocarril permitiría a España un ahorro de hasta 323 millones de euros en costes externos (aquellos que no dependen, ni son asumidos por quien transporta la mercancía), según un estudio elaborado por PwC, y presentado hoy a las empresas del sector.

Ese ahorro, no incluye el ahorro en el consumo de combustibles, sino se refieren al ruido, contaminación, accidentalidad y otros factores similares, según el estudio llamado "Tomando la vía hacia un transporte de mercancías inteligente".

El ahorro energético sería el equivalente a lo que consumen 460.000 hogares españoles en un año y reduciría las emisiones de CO2 en 1,3 millones de toneladas.

El documento señala que para lograr esos niveles se debería triplicar las 7.400 toneladas por kilómetro que se movieron en 2010. Eso implicaría aumentar la circulación de 300 trenes diarios hasta un máximo de 1.960, según las condiciones.

PwC asegura en su estudio que "la apuesta sería por un red sencilla que aproveche la capacidad liberada para pasajeros por los trenes de alta velocidad".

Es decir, que conecte Barcelona, Valencia, Vitoria, Bilbao, Madrid, Málaga, Sevilla y Algeciras, que son las localidades donde se concentra la mayor parte de la actividad y además tienen distancias de más de 350 kilómetros, entre una y otra, señala.

La publicación analiza las características del mercado de España y concluye que los primeros pasos "deben darse" en el transporte de contenedores, o transporte intermodal.

Además, puntualiza otras acciones, como la colaboración con otros tipos de transporte, la necesidad de dar a la red acceso a puertos y fronteras, potenciar la red transeuropea, la apertura a nuevos operadores, entre otros aspectos.

El estudio de PwC parte del objetivo del Gobierno de aumentar el transporte de mercancías por tren, del 2,8% actual, hasta el 8 o 10% del total en 2020, señala el informe.