Dick Bolles. Bestseller en métodos para encontrar un puesto de trabajo

"La búsqueda de empleo debe ser intensiva, como un trabajo"

Desde su primera edición, hace cuatro décadas, ha vendido más de 10 millones de copias de su libro 'De qué color es su paracaídas', considerada la Biblia de la búsqueda de empleo en EE UU.

A sus 83 años, Dick Bolles acaba de presentar la última revisión del mismo, adaptada a la Gran Recesión.

En España, una de cada cinco personas que quieren trabajar no lo consigue. ¿Qué deben hacer?

En primer lugar, ser conscientes de que las cosas no son como cuando buscaron hace cinco o seis años. Hay que trabajar en la búsqueda, comenzando por la introspección. Tener claro quién es uno, prescindir de títulos como constructor, abogado o periodista, y pensar en las cosas que uno hace bien y que le gustan. Hay que presentarse a una entrevista diciendo: tengo estas capacidades, estos conocimientos, estos intereses (por ejemplo, investigar, sintetizar, innovar...). Y ser sincero, porque si se bajan las expectativas hacia algo que no motiva, después no se puede defender con entusiasmo la candidatura. Por lo demás, hay que ser persistente y comprender que la búsqueda hoy lleva más tiempo que en los años de bonanza. Y olvidar que vaya a venir alguien como el Gobierno a resolvernos la papeleta. Solo uno mismo puede encontrar un buen empleo.

¿Cuáles son las claves de una buena búsqueda?

Hay que buscar más semanas o meses, y también muchas más horas cada semana. La búsqueda de empleo debe ser inteligente e intensiva, como si fuera un trabajo más. Entre 16 maneras de buscar empleo, hay algunas que son más eficientes para el común de los mortales. Si uno no está dispuesto a hacer esas tres cosas, se aboca a depender de un encuentro accidental con un empleador. En ese caso, hay que procurar elevar el número de intersecciones con gente diversa, en vez de esperar en casa a que llame la suerte.

¿Qué importancia tienen los contactos?

Muy elevada, porque los empleadores prefieren contratar a alguien de confianza, con referencias. El nivel de éxito de los currículos enviados en EE UU es de uno entre 1.417, así que hay que hacer algo más. Eso sí: para aprovechar los contactos, antes hay que hacer los deberes y llegar con una visión clara de lo que se es y lo que se busca.