España prestará unos 225 millones

EADS se da 20 años para devolver los créditos a la exportación del A-400M

EADS necesitará vender 300 unidades del A-400M para devolver los 1.500 millones que los países clientes le han otorgado en créditos a cuenta de las exportaciones de la aeronave. El grupo se da 20 años para estas ventas.

Espero poder firmar las condiciones definitivas del nuevo contrato del A-400M con el último cliente, que es el Reino Unido, en dos o tres semanas". El máximo responsable de Airbus Military, Domingo Ureña, se refirió así, el viernes, al último fleco pendiente para cerrar, de una vez, la renegociación del contrato del avión de transporte militar desarrollado por EADS y su filial.

Tras aceptar un aumento del 10% sobre el precio inicialmente previsto para el avión (un extra de 2.000 millones de euros), los países impulsores del A-400M, entre los que figura España, tenían pendiente negociar un desembolso adicional de 1.500 millones en forma de créditos que recuperarán a medida que EADS venda el avión en nuevos mercados.

Este dinero extra servirá para amortiguar la situación de caja negativa que el desarrollo del A-400M está provocando en el grupo. El programa tiene un coste mensual de unos 100 millones de euros. La empresa prevé recibir los 1.500 millones en el periodo 2011-2013, a razón de 500 millones anuales.

AIRBUS GROUP 136,16 0,64%

Los responsables de Airbus Military han ido negociando las condiciones de estos créditos con el Gobierno de cada una de las siete naciones clientes. Las aportaciones se han acordado en función del número de aviones contratados. España, con 27 unidades del A-400M, desembolsará unos 225 millones de euros mediante este mecanismo.

Hasta 2030

Según Ureña, el grupo podrá dar por devueltos los créditos cuando haya vendido unas 300 unidades del avión, lo que calcula que sucederá para 2030. La cantidad que tendrá que reembolsar (principal más intereses) será, "al menos", el doble de los 1.500 millones prestados.

El último país con el que se han cerrado las condiciones ha sido Turquía, que ha conseguido aumentar su participación en varios programas civiles de Airbus a cambio de los créditos.

El último fleco es el Reino Unido, que aportará unos 203 millones de euros pero que todavía tiene que pactar las condiciones y términos de su participación con Airbus Military. Ureña avanzó que el grupo comenzará su campaña de exportación a partir del verano y que su intención es poder logra dos o tres contratos con nuevos clientes en dos o tres años.

El directivo, que es el máximo responsable de EADS en España, también se refirió al plan de ajuste en Cassidian, la filial de defensa y seguridad del grupo. Ureña entiende que el impacto del plan (que prevé 600 bajas en toda Europa) será "cero" en España, donde trabajan unas 1.450 personas en la unidad. Eso sí, se recolocará a unos 40 trabajadores dentro de otras empresas del propio grupo.