'Los mejores lobros del management 2.0'

Rapidez en la respuesta a los desafíos, como en la Fórmula 1

EL PRâXIMO SÁBADO, CincoDías ofrece 'Lecciones de Brawn GP'.

En 2009 apareció un coche en la parrilla de Fórmula 1 que sorprendió a propios y extraños. Blanco, sin publicidad, diseñado por el ingeniero británico Ross Brawn, aquel que consiguió que la escudería Ferrari y el piloto Michael Schumacher se convirtieran en la pareja de éxito perfecta. Parecía una apuesta perdedora de alguien que tal vez se consideraba a sí mismo un semidiós.

Pero en la primera carrera de la temporada en Melbourne (Australia) Brawn dejó boquiabierto a todo el mundo. Consiguió un primer y un segundo puesto. Tónica que se repetiría durante la temporada. Así que su piloto Jenson Button se convirtió en campeón mundial.

Un modelo de éxito difícil de dejar de ser analizado por los expertos. Incluso para aquellos relacionados con la gestión empresarial.

Antoni Gutiérrez-Rubí, asesor de comunicación y consultor político, tampoco quiso dejar pasar la oportunidad. En 2009, tras el gran premio de Australia, escribió en CincoDías el artículo Lecciones de Brawn GP. "Mi curiosidad se transformó en absoluta perplejidad cuando vi el monoplaza todo blanco, sin ninguna publicidad. No me lo podía creer", reconoce en el libro.

Pero la historia del artículo continúa. Llevó un ejemplar del diario con su publicación al circuito de Montmeló, donde vio su primer gran premio. Allí le regaló el periódico a unos amigos. Y esos amigos se encontraron, casualidades de la vida, con Jenson Button en el vuelo. Así que, a su vez, le obsequiaron con el diario. "La suerte estaba echada... y la determinación tiene magia", cuenta. Así que escribió a un editorial y el resto son 135 páginas que el próximo sábado se podrán adquirir con CincoDías a 3,95 euros.

Para el autor, el triunfo deportivo tiene consecuencias para aprender a nivel corporativo. Estas son las 10 lecciones empresariales de Brawn GP: la irrupción de lo imprevisto; el triunfo de la creatividad y la simplicidad; la estrategia ganadora; la combinación de experiencia y juventud; la ambición calculada; la rapidez como actitud colectiva; el desafío de lo establecido; el caos es una oportunidad; el tiempo de los audaces, y el triunfo del trabajo bien hecho.

Una de las claves que destaca este consultor es la rapidez en la respuesta. "Espero que este libro ayude a reflexionar y tomar conciencia de la necesidad de actuar a tiempo y en tiempo. En la Fórmula 1 todo se mide en milésimas de segundo: es la medida que diferencia el éxito del fracaso", asegura. Y añade: "La rapidez en la respuesta a las demandas del mercado puede aumentar la productividad, pero esta solo será posible si las empresas y los emprendedores hacen una triple apuesta radical que sustituya el viejo paradigma olímpico citius, altius, fortius (más rápido, más alto, más fuerte), por una nueva triada de excelencia competitiva: más rapidez, más innovación, más en red".

El triunfo de la creatividad

La simplicidad y la creatividad de los diseños de Apple ha llevado a la empresa californiana al más claro modelo de éxito. La escudería de Ross Brawn también consiguió el éxito gracias a estos valores.

"Asumir riesgos, ser creativo, crear tendencias rompiendo mitos y prejuicios son algunos de los atributos del éxito", señala el autor en la obra, publicada por Alienta Editorial, del grupo Planeta. "Si añadimos una lectura inteligente de las normas y el desafío tecnológico de lo nunca probado -y que a veces rima mal con la lógica-, quien es audaz y creativo se puede transformar en un gran competidor y ganador". Aunque el empleo de estos principios introduzca "altas dosis de incertidumbre".

Para Gutiérrez-Rubí, en el deporte y en el sector privado es necesario tener una relación natural con el error y el hecho de estar dispuesto a aprender. De hecho, cree que las tecnologías suponen un cambio cultural que debe comprenderse.