España, 225 millones de euros

EADS empezará este año a cobrar a los 7 países promotores del avión militar A400M

El consorcio aeronáutico europeo EADS comenzará este año a recibir dinero de los siete gobiernos implicados en el desarrollo del proyecto de avión de transporte militar A400M, anunció hoy el máximo responsable de Airbus Military, división perteneciente al fabricante europeo, Domingo Ureña.

En un encuentro con la prensa especializada en Madrid, Ureña señaló que a raíz del compromiso alcanzado con los siete países europeos incluidos en el programa del A400M (Alemania, Francia, España, Reino Unido, Turquía, Bélgica y Luxemburgo) se van a hacer entre este año y 2013 los pagos de 1.500 millones de euros, incluidos en el acuerdo para la exportación.

Cada país, añadió el responsable de la división militar de Airbus, ha firmado un acuerdo para hacer frente a la cantidad que le corresponda de la mejor forma que le convenga, pero de tal manera que a finales de 2013 se complete el pago.

El reparto de esos 1.500 millones, que los gobiernos han acordado con EADS pagar como una especia de adelanto que será recuperado cuando el avión comience a ser exportado, se lleva a cabo en función de la cantidad de unidades que cada uno de los países tiene firmados.

En el caso de España, con 27 aviones apalabrados, el pago a realizar asciende a 225 millones de euros.

Estas cantidades que EADS va a ir recibiendo van a paliar, según Ureña, el coste de más de cien millones de euros mensuales que supone el desarrollo del proyecto para el fabricante europeo.

El reparto de los ingresos por la exportación, con lo que los países recuperarán esa aportación más los intereses devengados, se producirá, según los estudios de EADS, a partir de la venta número 300 del avión, que el directivo de la compañía aventuró que se producirá en el año 2030.

Hasta ahora todos los países han firmado sus correspondientes acuerdos, a excepción de Turquía, que lo rubricó la semana pasada, y Gran Bretaña, que lo hará antes de que acabe el mes.

El programa de fabricación del A400M, que tenía prevista inicialmente una inversión de 20.000 millones de euros, se incrementó en otros 11.000 millones en su desarrollo, por lo que el 5 de marzo de 2010 se llegó a un acuerdo con los países implicados para que aportasen 2.000 millones de euros, más otros 1.500 millones de participación a futuras exportaciones.

El proyecto nació en 2003 tras el acuerdo alcanzado entre siete países que se comprometieron a comprar, inicialmente, 180 unidades: Alemania (60), Francia (50), España (27), Reino Unido (25), Turquía (10), Bélgica (7) y Luxemburgo (1).

Posteriormente, y con los nuevos acuerdos, Alemania y Gran Bretaña renunciaron en conjunto a 10 unidades, por lo que la situación actual es de un compromiso por 170 aviones en todo el proyecto.

El A400M realizó su primer vuelo el 11 de diciembre de 2009 en Sevilla, sede de la planta de ensamblaje y entrega, cuenta con una capacidad de carga de 37 toneladas, una longitud de 45,1 metros, una envergadura de 42,4 metros y una altura de 14,5 metros.

Lleva cuatro motores TP400 que le otorgan una autonomía de entre 3.295 y 6.390 kilómetros.