Se intentó la separación estando en Endesa

Los Entrecanales pactan dar liquidez a sus participaciones en Acciona

Grupo Entrecanales (Gesa), primer accionista de Acciona con el 59,63%, va a desaparecer para convertirse en participaciones directas del presidente José Manuel Entrecanales y las distintas ramas de su familia. Será a través de una fusión por absorción de la sociedad Gesa y varias filiales con Acciona.

Un viejo proyecto de Acciona empezó a tomar cuerpo ayer. Las distintas ramas de la familia Entrecanales han puesto en marcha un plan para separar sus participaciones, pasando de estar presentes en el holding Grupo Entrecanales a tener acciones directas del grupo cotizado de construcción, energía y servicios. Con ello ponen en valor sus porciones en la empresa y se otorgan capacidad para vender. La previsión es que la operación se complete en el mes de julio.

Este paso fue diseñado y se intentó durante la estancia de Acciona en el capital de Endesa. Y fue precisamente esa circunstancia la que lo paralizó. Enel, socio italiano de los Entrecanales en la eléctrica, entendía que separar las distintas participaciones de la familia en Acciona suponía un cambio de control que afectaba al pacto parasocial entre los dos grandes partícipes de Endesa.

A pesar de los esfuerzos de los abogados de la parte española, que argumentaron contra el citado cambio de control, Enel se negó, a no ser que se instara la división del patrimonio de Endesa. Finalmente, los Entrecanales aparcaron la fusión interna de Gesa con Acciona.

ENDESA 25,35 -1,90%
ACCIONA 113,30 -3,33%

Cerrado el capítulo de Endesa ya no hay impedimento para que Acciona absorba Gesa y sus filiales Seuinsa, Tivafen y Osmosis. El resultado es que Grupo Entrecanales desaparece del capital de la compañía, en la que cuenta con el 59,63%, y la familia separa la participación en cinco bloques.

Los familiares del fallecido José María Entrecanales de Azcárate, entre los que se cuenta su hijo José Manuel Entrecanales Domecq, actual presidente de Acciona, se quedan en un 24,72%. Un peso idéntico al paquete de Juan Entrecanales de Azcárate, consejero y padre de Juan Ignacio Entrecanales Franco, vicepresidente de la firma. Estos dos accionistas principales han acordado derechos recíprocos de adquisición preferente sobre sus acciones, algo que no ha sucedido con las otras tres ramas de la familia.

Neutro para el minoritario

El movimiento no diluye a los accionistas, ni implica cambios en el consejo (13 consejeros, de los que ocho son independientes y uno es externo no independiente). Además, tiene un impacto neutro en los resultados económicos de la empresa, no implica incrementos de deuda, ni precisa una opa, al no resultar ninguno de los anteriores socios de Gesa con más de un 30% de Acciona.

Sin embargo, se trata de una decisión de alta relevancia en el seno de la familia. Las tías de José Manuel y Juan Entrecanales, Teresa, Cruz y Delfina, así como sus familias, pasan a tener un 3,52% directo de Acciona en los dos primeros casos y un 3,16% de la empresa en el de Delfina Entrecanales. Antes de la fusión estaban fuera del núcleo de control al contar con algo menos del 6% en Gesa. Uno de los cambios es que ahora ganan derecho a participar de forma directa de los dividendos que paga Acciona. Además, si alguna vez tuvieron intención de vender su parte en la constructora, al contar ahora con títulos cotizados ven allanada esa hipotética vía.

Al cierre de ayer Acciona tenía una capitalización de 4.988 millones, a 78,49 euros por acción, muy lejos de los 211 que llegó a valer en noviembre de 2007.

Consenso comprador entre los analistas

Con el proyecto de separación de bienes entre las distintas ramas de la familia Entrecanales recién anunciado a la CNMV, el primer analista en reaccionar ayer por la tarde fue Daniel Rodríguez, de Fidentiis Equities. "Entendemos que la razón que hay tras esta transacción es permitir que los grupos familiares más pequeños tengan un control directo de sus participaciones", citaba en un breve informe.

Y especulaba sobre la posibilidad de que las tías de José Manuel Entrecanales, Teresa, Cruz y Delfina, vendan en un futuro. Las tres suman un 10,2% de Acciona y aunque el analista no aprecia una colocación inminente de esos paquetes minoritarios, señala que "no se percibe como un riesgo importante para el precio de Acciona". Fidentiis mantiene su recomendación de "comprar" sobre las acciones del grupo de energía e infraestructuras.

Entre los 27 analistas que siguen la compañía y son consultados por Bloomberg, 19 recomiendan la compra, 7 mantener y solo uno desprenderse de los títulos de Acciona. El precio objetivo medio es de 89,13 euros, frente a una cotización actual de 78,49.

La última opinión, recogida tras la presentación de resultados, fue la de Caja Madrid Bolsa, donde el analista Rafael Fernández de Heredia aconseja comprar y ve a Acciona en 89,2 euros por título.

Debajo del 50%

La participación de control de Acciona era del 59,63% antes de la fusión y estaba en manos de Grupo Entrecanales (Gesa). Ahora baja del 50% a la vista de que solo dos de las cinco ramas familiares han expresado su voluntad de permanencia de la compañía, sumando un 49,7%.

La reordenación supone un aumento del capital flotante del 7,04%, ya que las participaciones del 3,52% de Teresa y de Cruz Entrecanales se distribuyen entre varios tenedores sin que haya ningún paquete superior al 3%.

Desde Acciona se señala que se incrementa la transparencia en su accionariado.