Responsabiliza al Govern

Ryanair confirma que el 30 de mayo dejará Lleida

La aerolínea de bajo coste irlandesa Ryanair ha confirmado hoy que el 30 de mayo dejará de volar desde el aeropuerto de Lleida-Alguaire y ha responsabilizado de este "fracaso" a la Generalitat, por negarse a trabajar con la compañía, cuando ha invertido varios millones en Spanair.

Un avión de Ryanair, en pleno vuelo
Un avión de Ryanair, en pleno vuelo

En una nota de prensa, Ryanair, que exigía a la Generalitat el triple de ayudas para permanecer en Alguaire, donde actualmente opera dos rutas, a Fráncfort-Hahn y Milán-Bérgamo, arremete además contra el presidente catalán, Artur Mas, por "celebrar el fracaso e ignorar el éxito".

"La prueba de esto es que concede una subvención de más de 80 millones de euros del dinero de los contribuyentes a Spanair mientras que se ha negado a trabajar con Ryanair para incrementar el tráfico y el turismo", señala la aerolínea en el comunicado.

Ryanair hace directamente responsable a la Generalitat de su marcha de Lleida y de que el turismo en Cataluña "vuelva a estar en crisis", después del "éxito" alcanzado con el acuerdo sellado con el anterior gobierno tripartito para impulsar el turismo en el principado.

"Ryanair se siente decepcionada de que los gestores del aeropuerto de Lleida no hayan sido capaces de ampliar el acuerdo por el que Ryanair se verá obligado a cerrar sus dos rutas de Lleida a partir del 30 de mayo", explica el director de comunicación de la compañía, Stephen McNamara.

El directivo cree además que el nuevo gobierno de CiU "está detrás de un nuevo fracaso para la región", ya que ha dado más de 80 millones de euros "a una compañía aérea regional", dice en relación a Spanair, mientras que se niega a trabajar con Ryanair.

Hace unos días, Ryanair envió una carta a la Generalitat en la que de forma unilateral comunicaba que a partir de junio abandonaría el aeropuerto de Lleida-Alguaire si el Govern no triplicaba las ayudas por operar en él.

En concreto, la compañía exigía a la Generalitat una subvención de 60 euros por pasajero, frente a los 20 que recibe actualmente, y un mínimo de 2,2 millones de euros anuales, cuando en el último año ha recibido unos 600.000.

La Generalitat ha recordado que Ryanair tiene firmado un contrato de permanencia en Lleida hasta 2014, por lo que si la aerolínea abandona el aeropuerto leridano llevará este incumplimiento a los tribunales.