Portugal queda a merced de los mercados

Sócrates dimite tras rechazar el parlamento su plan de ajuste

El primer ministro luso José Sócrates ha dimitido de su cargo tras sufrir su mayor derrota desde que llegó al poder hace seis años. Como estaba pronosticado, la Asamblea de la República ha rechazado el Proyecto de Estabilización y Crecimiento (PEC), considerado clave para la recuperación económica de Portugal.

El primer ministro de Portugal, Jose Socrates, junto al ministro de Finanzas, Fernando Teixeira dos Santos, durante la sesión parlamentaria
El primer ministro de Portugal, Jose Socrates, junto al ministro de Finanzas, Fernando Teixeira dos Santos, durante la sesión parlamentaria

El país ha de reaccionar con rapidez a la derrota. Ahora, crece la expectativa de que la economía lusa tenga que pedir ayuda externa a instancias como la Unión Europea o el Fondo Monetario Internacional (FMI). La próxima apertura de los mercados puede suponer un fuerte varapalo para la deuda soberana de Portugal, cuyo bono a diez años ya cotiza por encima del 7,5%.

Antes de la votación final, el ministro de Finanzas, Fernando Teixeira dos Santos, había alertado a los parlamentarios de que una derrota de la iniciativa gubernamental exigirá un esfuerzo mayor de la población portuguesa en el futuro próximo. Para el ministro, la calificación de rating de Portugal puede empeorar "inmediatamente" con consecuencias graves para la economía lusa en los mercados financieros.

Por su parte, el ministro de Economía, José Vieira da Silva, ha responsabilizado al conservador Partido Socialdemócrata (PSD) de la derrota del gobierno. En su intervención previa al recuento, Viera da Silva ha calificado este fracaso como una "zancadilla" de la oposición no solo al gobierno socialista, si no también a Portugal. El PSD podría sacar partido de este revés político de Sócrates en caso de que sean convocadas elecciones anticipadas tras la derrota.

Una de las principales líderes del PSD, la diputada Manuela Ferreira Leite, ha hecho una dura intervención contra el Ejecutivo portugués y el PEC. "La confianza en este gobierno ha acabado de un modo irreversible. Hay una crisis creada por un primer ministro y un ministro de Finanzas sin credibilidad", ha dicho en el Parlamento antes de la votación. El primer ministro luso, José Sócrates, ha dejado el parlamento portugués en el inicio de la sesión, durante el final del discurso del ministro de Finanzas.

El gobierno carecía de mayoría en la Asamblea. Además del PSD, los líderes de los partidos Comunista Portugués (PCP), el Bloque de Izquierda (BE) y el Partido Ecologista Los Verdes (Verdes) anunciaron antes de la votación parlamentaria que no apoyarían el PEC.