Nuevo acercamiento

El dinero de Hollywood de Vivendi pagará los móviles franceses de Vodafone

El grupo galo se muestra dispuesto a tomar el 100% del operador SFR.

Vodafone y Vivendi parecen haber realizado un nuevo acercamiento de cara a un acuerdo en SFR, el operador francés de móviles que ambos comparten desde hace más de una década. En principio, según han coincidido diversos medios especializados, la operadora británica está ahora más dispuesta vender su 44% a su todavía socio galo, que está interesado en hacerse con el 100% del grupo.

La cuestión principal en este momento es el precio. En principio, Vivendi habría hecho una oferta próxima a los 9.650 millones de dólares (unos 6.820 millones de euros) por el 44% de SFR, si bien, a Vodafone este precio le ha parecido bajo. Lo cierto es que, con estos números, puede ser una de las operaciones corporativas más relevantes en la industria de las telecomunicaciones en el año 2011 si es que finalmente se cerrase.

De momento, y de cara a la transacción, Vivendi cuenta con los millonarios recursos captados en la venta de su 20% de NBC Universal. La empresa francesa vendió su última partición en la major de Hollywood a principios de este año en un proceso, que en su conjunto, le ha proporcionado un total de 5.800 millones de dólares.

VIVENDI 28,65 0,28%

En este sentido, Vivendi ya ha empezado a dar los primeros pasos. La pasada semana, Jean-Bernard Levy, su consejero delegado, aseguró que cuentan con los recursos necesarios para afrontar la compra, indicando que la firma está en situación para poder preparar la transacción. Aunque no quiso confirmar si hay negociaciones entre ambas partes, sí comentó que parece que Vodafone está ahora en disposición de vender. Levy dejo claro que Vivendi no tiene previsto emitir más acciones para afrontar la adquisición de SFR.

En cualquier caso, la empresa quiere llegar al 100% de la operadora desde su participación actual del 56%. SFR, pese a la competencia en el mercado galo, mantuvo la tendencia de crecimiento en 2010. Así, elevó sus ingresos en un 1,2% hasta 12.577 millones de euros. SFR vio como los ingresos de su área móvil bajaban un 0,6% mientras que los procedentes del negocio de banda ancha subieron un 4,5%.