Multiplica por ocho las ventas desde 2006

España se consolida como octavo exportador mundial de armas

España se consolida como octava potencia mundial exportadora de armamento convencional, por delante de países como Italia, Suecia o Israel. El volumen de armas vendidas se ha multiplicado por ocho en los últimos cinco años.

España se consolida como octavo exportador mundial de armas
España se consolida como octavo exportador mundial de armas

España se mantiene en el top ten de los países exportadores de armas. En concreto, ocupa el octavo puesto entre los suministradores mundiales de armamento, con una cuota del 3% del mercado mundial. Un peso similar al que tiene una potencia como China y superior al de países como Italia, Suecia o Israel, según el último informe anual del Instituto Internacional de Investigación para la Paz de Estocolmo (Sipri), hecho público la semana pasada.

Este instituto dispone de una de las bases de datos más amplias sobre el comercio de armas. Para analizar los flujos comerciales de armamento, compara periodos de cinco años y usa como indicador cifras de ventas a precios constantes (no el coste financiero real de las operaciones).

De esta manera, en el periodo 2006-2010, España ha exportado armas convencionales por valor de 3.554 dólares (a precios constantes de 1990), ocho veces más que los 440 millones de dólares que movió en el lustro inmediatamente anterior (2001-2005).

El 68% de las ventas fueron buques de guerra o submarinos construidos por Navantia (y su antecesora Izar) y un 29%, aeronaves como las que fabrica Airbus Military (la antigua EADS-CASA).

Los mayores clientes

Los principales clientes del Gobierno español en los últimos cinco años han sido Noruega, con la compra de cinco fragatas en un acuerdo valorado en 1.500-2.500 millones de dólares; Chile, que ha comprado tanto submarinos Scorpene como aviones C-295 Persuader para su Armada, y Malasia, también con sumergibles Scorpene.

La lista se amplía con países que van desde Argelia, Mauritania, Ruanda o Senegal, en África, hasta Venezuela, Colombia, Bolivia, Brasil o Argentina, en Latinoamérica.

A nivel global, el informe de Sipri señala que el volumen de armamento vendido en el periodo 2006-2010 ha crecido un 24% respecto a los cincos años precedentes. Los cinco mayores exportadores del mundo siguen siendo Estados Unidos (que acapara el 30% del mercado total), Rusia (23%), Alemania (11%), Francia (7%) y Reino Unido (4%).

Por el lado de los compradores, India pasa a convertirse en el primer importador, tras incrementar un 21% el volumen de adquisiciones de armamento desde 2006, sobre todo con la compra de aviones de combate a Rusia. China, con un 6% de las compras mundiales, Corea del Sur (6%) y Pakistán (5%) fueron los siguientes países en la lista de los diez mayores compradores, en la que Grecia es la única nación europea.

Francia, Italia, Rusia y sus negocios con Libia

El último informe del instituto internacional Sipri sobre comercio de armas señala a Francia, Italia, Rusia y Reino Unido como algunos de los países que han tratado de hacerse con los contratos ofrecidos por el dictador libio Muamar Gadafi para armar a su ejército con aviones de combate, blindados o sistemas antiaéreos.

No obstante, precisa que la venta de armamento convencional a Libia entre el fin del embargo de la ONU en septiembre de 2003 y el embargo decretado el pasado mes de febrero ha sido "muy limitada".

Entre los países que más han acelerado las operaciones de compra de armamento de 2006 a 2010 figura la Venezuela de Hugo Chávez, que ha elevado un 359% las importaciones de material bélico (desde blindados hasta sistemas antiaéreos).