Vencimiento de opciones y futuros

Preguntas y respuestas sobre la hora bruja

¿Qué es la cuádruple hora bruja?

Cada tercer viernes de marzo, junio, septiembre y diciembre los mercados de renta variable asisten al vencimiento trimestral simultáneo de futuros y opciones sobre índices bursátiles y acciones. Este fenómeno, que se produce cuatro veces al año, es lo que se conoce como cuádruple hora bruja.

¿Qué consecuencias tiene en el mercado?

En esta jornada, el volumen de mercado aumenta considerablemente y, con él, la volatilidad. Por este motivo, las jornadas en las que se produce la cuádruple hora bruja suelen ser jornadas inestables en las que los índices pasan de las ganancias a las pérdidas con mayor facilidad.

Además, los inversores suelen aprovechar este momento para tomar posiciones para el siguiente trimestre y, por lo tanto, marcan la tendencia que seguirá el mercado a corto plazo.

Hitos en la hora bruja

Los días en los que hay cuádruple hora bruja suelen ser jornadas marcadas por algo parecido a la magia. Y para muestra un botón. Entre el 9 de mayo y el 13 de junio de 2006, el Ibex cedió un 10,6%, una caída que presagiaba la tendencia bajista del índice. Sin embargo, el 16 de junio hubo hora bruja y a partir del 19 del mismo mes comenzó la escalada que permitió que la Bolsa española cerrara el año con ganancias del 31,7%.

En 2008 sucedió algo parecido. El 19 de septiembre, unos días después de la quiebra de Lehman Brothers, el Ibex se disparó un 8,71% como consecuencia de la cuádruple hora bruja.

¿Cuál es el procedimiento?

Los futuros y las opciones sobre acciones se liquidan a vencimiento por entrega física o por diferencias. En los contratos por entrega, es el gestor del mercado español de opciones y futuros (MEFF), quien determina qué compradores y vendedores resultan de la posición abierta.

Las obligaciones de los contratos de futuros y opciones se materializan en obligaciones de compra o venta del contado. El precio de las operaciones de entrega es, para los futuros, el precio de cierre del día de vencimiento de la acción correspondiente. Para las opciones es su precio de ejercicio.

MEFF envía esa tarde al SIBE las operaciones resultantes del vencimiento de los contratos por entrega. Para que las obligaciones de entrega sean atendidas, los participantes, si no tienen los títulos, deberán acudir al mercado de contado y es este hecho el que contribuye también a incrementar el volumen negociado en el mercado de acciones durante esta jornada.