La prima de riesgo baja a 314 puntos básicos

El Ibex gana un 2,46% semanal pero choca con los 8.500

En una jornada marcada por el vencimiento de futuros a un lado y otro del Atlántico el Ibex ha conseguido decir adiós en positivo con un ascenso del 0,71% que le ha permitido elevar las ganancias semanales hasta el 2,46%. El ascenso, sin embargo, no ha hecho posible que el índice recupere los 8.500 puntos.

Las alzas ayer en EE UU permitieron a las Bolsas recuperar el tono en los últimos minutos de negociación. Después de la indecisión que había planeado a lo largo de toda la jornada el Ibex finalmente se decantó por las ganancias y repuntó un 0,42% apoyado en S&P 500 y la buena colocación del Tesoro.

A primero hora la mejora de la economía estadounidense ha contribuido a afianzar las ganancias ya que hasta ese momento el Ibex se decantaba por los números rojos. Al cierre, el selectivo ha dicho adiós con un ascenso del 0,71% que ha elevado las ganancias semanales hasta el 2,46%. Los 8.500 puntos, sin embargo, han vuelto a convertirse en un espejismo.

Pero el comienzo semanal fue mucho más decepcionante. El parqué madrileño se dejaba llevar por la ola de pesimismo que ponía una vez más en evidencia la debilidad del selectivo español. El martes los aplausos de los líderes europeos a las reformas emprendidas en España sirvieron de impulso a los inversores. Eso y la adopción del nuevo objetivo de déficit impuesto por Bruselas hicieron ver algo de luz al final del túnel y el Ibex pasó a ser el índice europeo que mejor comportamiento registró.

IBEX 35 9.207,00 -0,72%

Las noticias que llegaban desde EE UU también contribuyeron a avivar los ánimos La Reserva Federal, tras su reunión mensual, decidió mantener lo tipos de interés entre el 0 y el 0,25%, tal y como se tenía previsto. La sorpresa vino esta vez del lado económico. Ben Bernanke, en su intervención ante lo medios, aseguró que comenzaba a vislumbrar signos de recuperación. Estas señales se confirmaron ayer con la divulgación de los datos de paro semanal, los mejores en cuatro semanas. El desempleo y el resto de datos macro permitieron al S&P 500 registrar niveles anteriores a la caída del Lehman Brothers, al Nasdaq situarse en máximos del 2000 y al Dow Jones, en cotas de 2007. A todo esto hay que sumar la formalización del segundo rescate a Grecia después de que los acreedores dijeran sí al canje de deuda, la posibilidad de que se refuercen los mecanismo de rescate.

En el plano de los valores más destacados de la semana se sitúan Gamesa, cuyos títulos se han disparado un 11,38% después de los rumores que corren sobre la posibilidad de que Alstom esté interesada en la compañía española, e Iberia que se ha revalorizado un 9,27% en los últimos cinco días después de la desconvocatoria de huelga. En el lado de los perdedores se ha situado Repsol, que ha cedido un 3,58%.

En el mercado de deuda la situación permanece sin cambios significativos. La buena colocación del Tesoro, la primera desde la adopción del nuevo objetivo de déficit para 2012, ha permitido a la prima de riesgo española situarse en los 314 puntos básicos. El riesgo-país italiano ha aprovechado las reformas emprendidas por Mario Monti y ha caído a los 280 puntos. Las subastas efectuadas en el país transalpino también se han convertido en un punto de apoyo. A lo largo de la semana Italia ha conseguido colocar deuda a corto y largo plazo a tipos de 2010.

El euro ha recuperado terreno frente al dólar y se cambia a 1,3168 'billetes verdes'. El barril de crudo, por su parte, rebota después de la caída del jueves y cotiza a 124 dólares.