Cierre de la Bolsa de Nueva York

Ni en casa ni fuera: Wall Street no encuentra consuelo

La crisis nuclear japonesa, agravada por las palabras del comisario europeo de Energía, y el mal dato de vivienda han sido razones más que suficientes para hundir al parqué en los números rojos. El Dow Jones cede un 2,04%, hasta los 11.613 puntos.

Asimismo, el S&P 500 retrocede un 1,95%, y queda en 1.256 enteros; y el tecnológico Nasdaq se deja un 1,89%, hasta los 2.616 puntos.

Si ayer las palabras de la Fed servían para calmar un poco los ánimos, hoy la situación ha sido bien distinta y las referencias nacionales sólo han servido para profundizar la caída.

La última hora procedente de Japón ha marcando el rumbo bursátil estadounidense y europeo. Pese a que el Nikkei ha conseguido repuntar un 5,68% tras la tercera inyección del Banco de Japón, el resto de plazas permanecen atentas al devenir de los acontecimientos en la central de Fukushima.

DOW JONES 25.766,64 -4,42%

En el apartado macro de hoy, el sector inmobiliario ha supuesto un varapalo para las expectativas de los inversores. Las viviendas iniciadas en febrero cayeron un 22,5%, lejos del descenso del 5% previsto por los analistas, lo que supone su mayor caída en un mes en casi 27 años. El dato revisado del mes anterior refleja un incremento del 18,5%, cuatro puntos porcentuales más de lo indicado por el dato inicial.

Los permisos de construcción también cedieron, esta vez contra todo pronóstico. Los economistas auguraban una subida del 1,2%, mientras que la realidad muestra una caída del 8,2%. Este descenso se suma al conseguido en enero cuando perdió un 10,2%.

Hoy se ha conocido también que el déficit por cuenta corriente descendió por primera vez en cinco meses hasta los 113.300 millones de dólares (desde 127.200 millones), y que el índice de precios de producción experimentó en febrero su mayor subida desde junio de 2009 al crecer el 1,6%. Aunque estas referencias poco han podido hacer en la negociación.

Apartado empresarial

General Electric continúa penalizada por el accidente nuclear de Japón (construyó los reactores de la central accidentada) y sus acciones retroceden un 3,47%, situándose como el peor valor del día por detrás de IBM, que pierde un 3,79%, y por delante de Boeing, que cae un 3,23%.

Por el contrario, los valores que mejor han cerrado hoy -aunque todos en negativo- han sido Caterpillar (-0,35%), Travelers (-0,80%) y Kraft (-0,90%).

Apple, por su parte, se ha visto perjudicada por su anuncio de retrasar el lanzamiento del iPad 2 en Japón, y porque un analista de JPMorgan ha rebajado su recomendación hacia la tecnológica al relacionar los riesgos de fabricación de su socio Foxconn Technology. Sus títulos han caído un XX%.

Toyota, a pesar de haber anunciado que retomará mañana la producción de piezas de recambio, ha sucumbido a las caídas y ha perdido un XX%.

En relación a las materias primas, el crudo de Texas subió el 0,82%, pero se mantiene por debajo de los 100 dólares (97,98 dólares por barril ). El barril de Brent, de referencia en Europa, subió el 1,9%, hasta los 110,62 dólares.