Cierre de sesión

Las Bolsas vuelven a sufrir el azote japonés

Aunque Europa ha hecho un amago de replicar los números verdes con los que ha cerrado el Nikkei, el esfuerzo ha sido en vano. Las Bolsas han vuelto a verse afectadas por la alarma nuclear de Japón. El Ibex, en concreto, ha perdido un 2,3% con el que ha dicho adiós a los 10.100 puntos.

El terremoto que ha azotado a Japón continúa pasando factura a las Bolsas. Aunque en un primer momento el positivo cierre del Nikkei y la inyección de liquidez del Banco de Japón parecían devolver el optimismo, los números verdes no han tardado en evaporarse y Europa ha optado por las pérdidas al unísono. En concreto, el Ibex ha cedido un 2,3%, un recorte que le ha situado en los 10.092 puntos.

Pero no ha sido la única fuente de preocupación. Portugal, que desde hace meses es uno de los quebraderos de cabeza de los inversores, ha vuelto a dar malas noticias. La incertidumbre de su situación económica ha llevado a Moody's a rebajar su calificación crediticia en dos niveles. Con este panorama, el éxito en la colocación de deuda portuguesa ha quedado eclipsado.

El positivo mensaje que emitió ayer la Reserva Federal también ha sido relegado a un segundo plano. En palabras de Oddo Securities, "la reunión de la Fed de ayer nos trajo un mensaje optimista en previsión de mejoras en el empleo, aunque haya mayores tensiones inflacionistas a corto plazo. El Comité Federal de Mercado Abierto mantuvo los tipos oficiales y no anunció ningún cambio sobre el plan de recompra de bonos. La Reserva Federal apunta a mejoras en la economía de los Estados Unidos".

MÁS INFORMACIÓN

BBVA 2,37 -1,66%
IBEX 35 6.474,40 -2,66%

En el mercado español, los inversores han continuado mirando con lupa a compañías como Gamesa, que podría beneficiarse del desastre japonés. Daniel Pingarrón, de IG Markets, cree que "la crisis desatada en Japón ha apoyado también al valor, al igual que el resto de valores relacionados con energías renovables. En este punto creemos que el mercado ha sido muy optimista con el sector, pues el escenario que ha descontado en el que la energía nuclear sería sustituida en mayor medida por energías renovables es muy cuestionable". Al cierre de hoy, sus acciones han caído un 2,88%.

Sin embargo, el sector más penalizado ha sido el bancario. Los dos grandes, Santander y BBVA, han cedido un 3,24% y un 3,98% respectivamente, mientras que otras entidades medianas como Popular o Bankinter también han perdido posiciones.

En el mercado de divisas, el euro se cambia a 1,3926 dólares. En el de deuda, la prima de riesgo de España se coloca en 209 puntos básicos.