Cumpliendo las sanciones a Libia

España se suma a la presión a Gadafi con la intervención de Aresbank

España se suma a la UE y añade presión para aislar al líder libio Muamar Gadafi. El Ministerio de Economía acaba de anunciar la sustitución provisional del consejo del Banco Árabe Español (Aresbank), del que el Banco Central de Libia controla un 99,86%. En su lugar se nombrará a tres consejeros nombrados por el Banco de España. Juan Carlos Montañola, presidente del banco, continúa al frente de la entidad.

España pone su grano de arena para aislar a Muamar Gadafi, el militar que gobierna Libia desde 1969 y contra el que se ha levantado su pueblo a principios de mes. El Ministerio de Economía anunció esta tarde la sustitución provisonal de los administradores de Aresbank.

Fuentes oficiales del ministerio indicaron que se ha procedido a la sustitución de los ocho miembros del consejo designados a instancias de Libia. En cambio, se mantiene en el cargo al presidente de la entidad, el español Juan Carlos Montañola, así como a Mohamed Djellab, representante de Crédit Populair d'Algerie, entidad que posee el 0,14% del banco.

Desde Economía subrayan que Aresbank no tiene problemas de solvencia y que es una entidad viable, e insisten en que la medida adoptada se debe a la situación política del país. El pasado 2 de marzo, el Consejo de la UE adoptó un reglamento (204/2011) por el que se establecían medidas restrictivas en relación con el régimen de Gadafi, de conformidad con la resolución 1970 (2011) del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas (ONU).

Aresbank está especializado en la financiación del comercio exterior entre España y el mundo árabe. El grupo es propiedad en un 99,86% del Banco Central de Libia, que detenta esta participación a través de Libyan Foreign Bank (LFB). La entidad cuenta con 65 empleados. En 2008, perdió 23,4 millones de euros y, en 2009, otros 43,5 millones tras provisionar 45,9 millones por su exposición a la banca islandesa, según su informe anual. A septiembre de 2010, perdía otros 37,5millones por el mismo motivo, de acuerdo con datos de la Asociación Española de Banca (AEB).

LFB es propietario de entidades de crédito en 28 países del mundo. En Europa participa en un puñado de firmas. Así, en Francia es dueño de Banque Intercontinental Arab (50%) y UBAF París (5,57%); en Italia de Ubae Arab Italian Bank (67,55%), y en Reino Unido British Arab Commercial Bank (83,47%). Precisamente, el Banco de Italia decidió el pasado martes intervenir Banca Ubae.