Reclama su reordenación "con rigor y rapidez"

González ataca a las cajas por asumir riesgos excesivos sin capital

En plena reordenación del sector financiero español, el presidente de BBVA no dejó pasar la oportunidad ante la junta de accionistas del banco para lanzar varios mensajes contra las cajas de ahorros. Para Francisco González, "han acumulado riesgos excesivos" con una capacidad "muy limitada para recomponer su capital". El líder del segundo banco de España reclamó su reconversión "con rigor y rapidez".

González ataca a las cajas por asumir riesgos excesivos sin capital
González ataca a las cajas por asumir riesgos excesivos sin capital

González sí que admitió que las cajas concentran la mitad del negocio financiero del país, para añadir inmediatamente ante los accionistas del banco que "no están sometidas a la disciplina y controles de los mercados", por su "gobernanza y peculiar estructura". El presidente del BBVA remató este discurso con otra crítica: "Los mercados han manifestado su desconfianza hacia unas entidades que han acumulado riesgos excesivos con una capacidad muy limitada para recomponer su capital". En esta línea, reclamó su reordenación "con rigor y rapidez" para que el país "recupere la confianza" de los inversores internacionales. A nivel mundial esa reconversión ya se está produciendo. "De las 22.000 entidades de hace 15 años ahora estamos en 12.000. Y en un futuro competiremos con bancos que ni siquiera conocemos, y muchos de los actuales ya no estarán".

En el tradicional turno de recetas al Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero, González se quejó de que la depreciación de la marca España ha afectado a la cotización bursátil del banco los directivos del banco se han quedado sin incentivos por este motivo. Añadió en la junta que "nuestro país no crece lo suficiente y no podemos continuar así", en referencia a los 4,7 millones de parados y a una tasa de desempleo juvenil del 43%. Abundó en que "hay millones de familias que están pasando por situaciones muy difíciles y jóvenes bien preparados que solo encuentran trabajo fuera de España". En un tono más positivo recordó que el país "tiene recursos para salir de la crisis si ejecutamos con rapidez las reformas en marcha".

Dividendo de 0,42 euros

BBVA 5,72 1,78%

El presidente de BBVA anunció a la junta un dividendo de 0,42 euros por acción con cargo a los resultados de 2010 (4.606 millones, un 9,4% más). Es la misma retribución que se repartió por los beneficios de 2009, pero en este caso los accionistas pueden cobrar en efectivo o en su equivalente en títulos. Al consejero delegado del banco, Ángel Cano, le comprometió para que el dividendo para este ejercicio sea superior a los dos anteriores.

En su intervención, Cano recordó que el 48% del margen bruto anual del banco procede de los países emergentes. En este sentido, BBVA cerrará en los próximos días la compra del 24,9% del banco turco Garanti, uno de los quince mercados que sumarán el 50% del crecimiento económico mundial en los próximos años, según las previsiones de González. Cano advirtió que las inversiones de BBVA en Estado Unidos "no han alcanzado todavía todo su potencial". La solvencia del banco fue otro de los mensajes repetidos en la junta de Bilbao, con varias alusiones al core capital (capital básico, situado en el 9,6%). Tras las provisiones realizadas durante 2009, su tasa de mora está fijada en el 4,1%.

"Sin jugarnos el banco"

De las intervenciones de los accionistas en la junta, una escoció especialmente a González. Fue la de Blas Corvi, en representación de Uniter (asociación de 700 ex empleados de BBVA). Corvi explicó que el dividendo de BBVA desde 2000 ha tenido peor evolución que el de Santander. "Una acción no es igual que otra", dijo González. "Nuestro estilo es ir a por todas sin jugarnos el banco".