Aprobado el plan de Martinsa Fadesa para pagar su deuda

Martinsa deja atrás el concurso y luchará ahora para cumplir su convenio

El juez ha aprobado el plan de Martinsa Fadesa para pagar a sus acreedores. La inmobiliaria supera así la situación concursal en la que se encuentra desde 2008.

Martinsa deja atrás el concurso y luchará ahora para cumplir su convenio
Martinsa deja atrás el concurso y luchará ahora para cumplir su convenio

El Juzgado de lo Mercantil número 1 de La Coruña aprobó el viernes el plan de Martinsa Fadesa para pagar su deuda, con lo que la inmobiliaria supera oficialmente el concurso de acreedores al que se acogió en julio de 2008, el mayor de la historia de España, con una deuda aproximada de 7.000 millones de euros. La comunicación del juez de la medida coincidió con la celebración de la junta general extraordinaria que Martinsa celebró en La Coruña.

El Tribunal Superior de Justicia de Galicia informó el viernes de que el juez Pablo González-Carreró ha rechazado las cuatro demandas que presentaron los acreedores que se oponían a que se aprobara el plan de pagos presentado por Caja Madrid, La Caixa, Banco Popular y Caixa Galicia para Martinsa Fadesa y sus cinco filiales.

La propuesta de convenio de la inmobiliaria ofrecida a sus acreedores contempla dos alternativas: una quita "sustancial" y una espera de cinco años; o convertir en préstamos participativos el 15% del crédito ordinario.

Dejado atrás el concurso, la compañía presidida por Fernando Martín luchará ahora para cumplir con el convenio propuesto.

Como señalaba Martinsa Fadesa recientemente en un comunicado a la CNMV con motivo de sus resultados "el riesgo de liquidez es el más importante al que se enfrenta el Grupo una vez se levante la situación concursal".

La inmobiliaria mantenía una deuda con entidades de crédito por importe de 5.642 millones, de los que 5.312 millones correspondían a la deuda derivada de la deuda concursal, sujeta a las condiciones de pago que establece el convenio de acreedores.

La salida de la situación concursal obligará a las sociedades de Martinsa Fadesa a "atender dicha deuda en las condiciones del convenio más los pagos que se produzcan contra la masa, bien por deuda nueva contraída, bien por resoluciones judiciales o acuerdos de operaciones iniciadas con anterioridad a la declaración de concurso", explicaba la empresa en su comunicado al regulador del mercado.

Desde su entrada en concurso la compañía ha sido capaz de generar ingresos por valor de 1.395 millones de euros, ha escriturado más de 6.000 inmuebles y reiniciado las obras de casi 6.100. La empresa registró el año pasado unas pérdidas de 827 millones, con una provisión extraordinaria de 354 millones.

Vuelta a cotizar

La cotización de Martinsa Fadesa fue suspendida el 14 de julio de 2008, cuando la compañía presentó concurso voluntario de acreedores. Entonces cada una de sus acciones valían 7,3 euros.

Según explicaron el viernes en la Comisión Nacional del Mercado de Valores, la compañía volverá a cotizar una vez que envíe al regulador información completa sobre su situación actual. Desde la CNMV indicaron que no existe un periodo preciso en el que la inmobiliaria tenga que remitir esta información.

Demanda millonaria contra Jove

La Junta General extraordinaria celebrada el viernes por Martinsa Fadesa aprobó, tal y como publicó CincoDías, "iniciar acciones sociales de responsabilidad, o de otro tipo, que pudieran caber frente a los integrantes del último consejo de Administración de Fadesa y, más en concreto, frente a D. Manuel Jove Capellán y D. Antonio de la Morena Pardo ex presidente y ex consejero delegado de Fadesa como consecuencia de ciertas decisiones y actuaciones presuntamente dolosas o cuanto menos negligentes", informó la inmobiliaria a través de un comunicado. De acuerdo a fuentes consultadas Martinsa Fadesa reclamará más de 1.000 millones de euros a los anteriores administradores de la empresa por valoraciones incorrectas de los activos vendidos en 2006 a Martinsa, por 4.045 millones.

La portavoz de Manuel Jove declaró tras conocer el comunicado de Martinsa Fadesa que dicha acción de responsabilidad "es un disparate, es oportunista y no tiene sentido".