Mercadeuda dice tener hasta 100 solicitudes

Se compra deuda de Nueva Rumasa con importante descuento

La empresa de reagrupación de créditos Mercadeuda ha declarado contar con hasta 100 solicitudes, entre fondos y particulares, que les han manifestado su interés por adquirir deuda de Nueva Rumasa con importantes descuentos del nominal.

José María Ruiz-Mateos
José María Ruiz-Mateos

La historia de Nueva Rumasa escribe capítulos de forma acelerada. Unos capítulos que cada vez son más sorprendentes. Esta vez la noticia viene de la mano de supuestos interesados en comprar deuda de la empresa de Ruiz-Mateos, eso sí, siempre y cuando se haga con importantes descuentos en el nominal. Así lo ha anunciado en el día de hoy la compañía Mercadeuda.

Según declaraciones efectuadas por Luis Dueñas, presidente de la compañía de reunificación de deudas, su plataforma online cuenta con al menos 50 solicitudes de gente interesada en desprenderse de pagarés de Nueva Rumasa. Todas ellas suman un pasivo de unos 20 millones de euros que se aglutinan en participaciones con un importe medio de 100.000 euros. Unas participaciones que cuentan ya con varios pretendientes.

"Tenemos a unos 100 interesados en adquirir deuda, de los cuales cuatro han insistido especialmente", ha declarado Dueñas. Dos de ellos son fondos y los otros dos particulares. Entre los primeros hay uno dedicado a la compra de empresas en dificultades y otro se dedica a buscar pasivos a buen precio. Los otros son individuos que quieren asumir una parte, "uno bastante más humilde que el otro". Eso si, para cerrar la operación se exigen descuentos en el nominal de hasta el 90%, porcentaje que la mayoría de los firmantes de pagarés consideran excesivo. "Los que llegan más lejos admitirían una penalización del 50% pero la mayoría no llegaría a estas cifras", cuenta Dueñas.

Mercadeuda es una empresa de nueva creación. De hecho hoy ha sido su lanzamiento oficial, aunque durante febrero era posible registrarse en su página web. Durante este tiempo la compañía declara haber conseguido a más de 400 vendedores interesados en deshacerse de más de 75 millones de euros en deuda. Algunas de estas son impagos de las administraciones públicas por contratos de obra o prestación de servicios, impagos inmobiliarios o deudas de empresas en concurso de acreedores.