Hasta 67.086 millones

El gasto de los hogares en alimentación cayó un 2,3% en 2010

El gasto de los hogares españoles en alimentación se redujo un 2,3% en 2010, hasta los 67.086,23 millones de euros, según datos del Boletín Mensual de Estadística del Ministerio de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino (MARM) correspondiente a febrero de 2010.

El volumen de la cesta de la compra también se redujo un 1,1% a lo largo de 2010, respecto al año anterior, hasta alcanzar los 30.190,72 millones de kilogramos y litros de alimentos consumidos.

El precio medio de cada producto disminuyó en similares proporciones, un 1,2%, hasta los 2,2 euros.

En cuanto a estas mismas magnitudes por habitante, el gasto per cápita se redujo un 4,2% el pasado año, hasta los 1.460,38 euros, mientras que el volumen de los alimentos consumidos en el hogar por cada español descendió un 3,1%, hasta los 663,74 kilos y litros.

Por productos, uno de los mayores recortes en el consumo se produce en espumosos y cavas con Denominación de Origen, con unas caídas del 18,7 % en valor y del 11,3% en volumen; se recorta también el consumo de Azúcar (13,9% en valor y 6,6% en volumen) y de Pan (11,4% en valor y 9,3% en volumen).

Pescados y mariscos también registran notables descensos de consumo en hogar con caídas del 7,1% y del 9,7% en valor, respectivamente, y del 6,6% y 12,1% en volumen.

Por el contrario, las ventas de zumo y néctar se elevan un 5,5% en valor y un 10,4% en volumen; las de patatas congeladas un 5% en valor y un 11,8% en volumen; y las de frutas y hortalizas un 3,2% en valor y un 6,4% en volumen.

El consumo de carne presenta un comportamiento desigual, con un incremento de las ventas de carne de pollo fresca del 4,9% en volumen, y una caída en valor de 0,7%; mientras que la de cerdo retrocede un 1% en volumen, pero mantiene sus ingresos (0,3%).

Vacuno, y ovino y caprino reducen sus ventas en volumen un 6,5% y un 6,4%, respectivamente, mientras que en valor, esta pérdida llega hasta el 8,2% y el 8,7%, en cada uno de estos canales.

En términos interanuales, diciembre ha sido el mes del año en el que la caída del consumo de alimentos en los hogares ha sido más acusada, con un descenso del 7,9% y del 9,1% en valor.

Asimismo, el volumen de la cesta por habitante descendió un 9,7 % en diciembre, mientras que el gasto per cápita retrocedió un 10,8 % en el último mes de 2010.