Riesgo de impago

Moody's rebaja la calificación de la deuda de Grecia

Moody's ha rebajado tres escalones la calificación de la deuda de Portugal: De un Ba1 hasta un B1. Según la agencia, el riesgo de impago ha aumentado desde la última rebaja de julio, cuando Grecia solicitó el rescate financiero de 110.000 de euros

Moody's considera que el riesgo de impago tras la última rebaja de la deuda griega en junio de 2010 ha aumentado. La agencia prevé dificultades en la consolidación fiscal iniciada por el gobierno griego tras el rescate de 110.000 de euros de mayo del año pasado.

"El riesgo de impago y la consiguiente renegociación de la deuda se ha elevado desde la última rebaja a la deuda soberana griega" ha declarado un portavoz de la agencia. Moody's rebajó en julio del año pasado el rating de Grecia desde A3 a Ba1 aludiendo a los riesgos asociados al rescate financiero de la UE y el FMI para la economía griega. El descenso de cuatro puntos dejó al bono griego en la categoría de bono basura. Moody's vuelve ahora a degradar la calificación otros cuatro escalones dejando la deuda griega al nivel de la de Bielorrusia o Bolivia. Moody's pone en duda que el país heleno pueda cumplir con los compromisos financieros adquiridos con las instituciones internacionales durante las negociciones que hicieron posible el rescate.

Los líderes europeos se reunirán el 24 y el 25 de marzo en Bruselas para intentar acordar un nuevo paquete de medidas para la contener la crisis de la deuda soberana en la zona euro, que ya ha llevado a Portugal y a Grecia a solicitar el rescate financiero internacional.

Se estudiará la posibilidad de que las nuevas medidas incluyan 440.000 millones de euros del Fondo Europeo de Estabilidad Financiera para permitir a Grecia comprar parte de su deuda y pagar un interés más bajo a sus acreedores internacionales. Pero esta propuesta encontrará una firme oposición por parte de Alemania.

La rentabilidad que los inversores exigen al bono griego a 10 años está subiendo hasta el 12,3%, la más alta de la zona euro. El diferencial con el bono alemán aumentó 4 puntos hasta los 902 puntos básicos, máximo desde enero. El euro también se ha visto afectado, llegando a los 1,40 dólares.

El ministro de economía griego, George Papaconstantinou, ha calificado de "incomprensible" la decisión de Moody's. "No han tenido en cuenta la importante rebaja del déficit que hemos conseguido en el último año". Grecia redujo su déficit público seis puntos porcentuales en 2010, hasta alcanzar una tasa del 9,4% sobre su PIB. Lejos aun del 3% marcado como objetivo de la consolidación fiscal en la zona euro para 2013

La agencia de calificación ha ensalzado los "significativos progresos" en la lucha contra el déficit, pero ha puesto el foco en otro de los agujeros negros de las finanzas griegas: Los ingresos. Gran parte del ahorro conseguido por Grecia el pasado año ha venido del duro plan de austeridad en las cuentas públicas (incluyendo severos recortes en los salarios de los funcionarios y subidas de impuestos). Pero los esfuerzos en materia de ingresos no fueron tan fructíferos. Las entradas en las arcas públicas en 2010 alcanzaron solo el 5,5% del PIB. Menos de la mitad del 13,7% acordado con el FMI y la UE para dar vía libre al rescate financiero.

Grecia perdió tambien la confianza de la agencia Fitch el 14 de enero, cuando rebajó la califiación de su deuda de un BB+ a un BBB-. Fitch amenazó el viernes con rebajar la calificación de AA+, la segunda mejor en su escala de calificaciones, para la deuda soberana de España. La agencia mantuvo la nota, pero con perspectiva negativa debido a las dudas que plantea la recuperación de su economía, el coste fiscal de la reforma de las cajas de ahorros y la política presupuestaria de las comunidades autónomas.