Nuevas energías y medio ambiente

Dresser Rand paga 500 millones por el 100% de Guascor

Asumirá una deuda de 125 millones y los socios cobrarán 202,5 en efectivo y recibirán 167 millones en acciones.

Los socios de Guascor han encontrado en Dresser Rand un aliado para apuntalar su estrategia. Los accionistas del holding vasco especializado en nuevas energías y medio ambiente, han vendido su 100% a la firma estadounidense por 500 millones de euros para alumbrar un nuevo proyecto industrial conjunto que facturará 1.725 millones, contará con 7.400 empleados y presencia en más de 140 países.

Dresser Rand, según el acuerdo anunciado ayer a la Bolsa de Nueva York, asumirá una deuda de 125 millones de Guascor, pagará en efectivo a los actuales socios 202,5 millones de euros y les entregará otros 5 millones de títulos, valorados en 167 millones, lo que les otorgará una "minoría significativa" y les convertirá en el primer socio industrial, según Jon Azúa, vicepresidente de Guascor. El resto del capital seguirá en manos de fondos de inversión.

En el accionariado de Guascor participan su presidente, Joseba Grajales, con el 63,1%, el equipo directivo (12%), Cajasol (12,17%), Diana Capital (6,67%), sociedad de capital riesgo ahora en la órbita del Sabadell, y Fond ICO con el 6,06%. Precisamente Joseba Grajales se incorporará al consejo de la compañía con sedes en Houston (Estados Unidos) y París y Jon Azúa a su consejo de dirección. También continuarán la totalidad del actual equipo directivo de Guascor.

El vicepresidente del holding domiciliado en Vitoria, calificó "de muy positiva" esta operación que se ha gestado durante los últimos diez meses y en la que participado Bank of America Merrill Lynch. Añadió la importancia del acuerdo que convierte a Guascor en la plataforma "innovadora de Dresser para liderar su espacio de soluciones ambientales y de nuevas formas de energía con una clara vocación de entrada en los mercados no tradicionales del grupo". El objetivo es convertir a la firma vasca en su centro de excelencia mundial para este tipo de soluciones.

Guascor, tras superar en 2008 una profunda crisis por la caída del mercado en España y renegociar su importante deuda, ha buscado refugio en el exterior con la consecución de importantes contratos. Uno de los más importantes es en Argentina donde invertirá 1.700 millones en la Patagonia para construir un parque eólico de 900 megavatios.

Guascor, con una facturación de 312 millones tiene en Euskadi cinco plantas y una plantilla de 1.350 personas. Dresser, por su parte, tiene 6.100 empleados y unas ventas de 1.430 millones.