Cierra 2010 sin acudir al endeudamiento

El Ayuntamiento de Bilbao liquida este mes su deuda histórica

Bilbao parece ser una excepción entre los municipios españoles. Iñaki Azkuna, alcalde de la capital vizcaína ha anunciado esta mañana que este mes de marzo liquidará su deuda histórica y que cerró sus cuentas de 2010 sin acudir al endeudamiento que se había previsto en 22 millones.

La política de amortización de deuda del Ayuntamiento de Bilbao se ha ido ejecutando sin descuidar las inversiones que sólo en los últimos cuatro años alcanzaron los 640 millones. Azkuna, que ha recordado las grandes obras que se han realizado en la capital vizcaína los 10 últimos ejercicios (remodelación de La Alhondiga, el pabellón de los deportes Bilbao Arena con una capacidad para 9.000 personas y Teatro Campos, entre otras obras), ha señalado que Bilbao será el primer municipio de España que liquidará sus cuentas del pasado "sin haber pedido un euro a ningún banco". La receta, según el primer edil, está en "apretarse el cinturón" y aplicar una política presupuestaria "seria, comedida y prudente".

Las cuentas del Ayuntamiento de Bilbao partían en 1998 con una deuda de 207 millones. Con el pago en marzo de los últimos flecos su deuda se reducirá a "cero patatero", ha afirmado muy gráficamente Iñaki Azkuna. La previsión es que en el ejercicio de 2011 se produzca un saldo positivo de 16,7 millones que se destinarán a cuadrar el saldo negativo de 2009.

Azkuna, no obstante, ha alertado que la situación es económica difícil y que hay que mantener el rigor. "El país no está para bromas y lo dice quien está mejor que otros, porque hay ayuntamientos que no pueden pagar la nómina", ha concluido el alcalde de la capital vizcaína que intentará en mayo ser reelegido.