Cumbre del G-20

España recibe felicitaciones por las reformas financieras

La vicepresidenta segunda del Gobierno y ministra de Economía, Elena Salgado, ha asegurado este sábado que ha recibido felicitaciones "en privado y en público" de los miembros del G-20 por las reformas financieras emprendidas en España.

En rueda de prensa posterior a la reunión de ministros de Finanzas del G-20, que comenzó el viernes y terminó hoy en París, Salgado aseguró que en cada uno de los "pequeños corrillos" en los que ha participado ha habido "siempre" una mención expresa a la oportunidad de las reformas emprendidas por España.

También hubo un "reconocimiento implícito" en el propio marco de la reunión, al destacar alguno de sus participantes la necesidad de acogerse a los criterios de Basilea III en las reformas y avances, sin parar en estadios intermedios de exigencia al sistema financiero.

Salgado destacó que España ha utilizado este marco tanto en la definición de los requerimientos de capital como en la transitoriedad de las ayudas del Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB).

España ha participado en esta reunión del G-20 tras aprobar el decreto de recapitalización de las entidades financieras, una medida que precisamente está en línea con las recomendaciones de este grupo.

"España no se siente sola por ser invitada y no miembro del G-20"

La ministra de Economía ha explicado además que España no se siente "sola" por su estatus de invitada permanente en el G-20, ya que participan en sus reuniones en absoluto plano de igualdad.

"Somos igual que el resto, se nos escucha con la misma atención y si hace falta quedarse hasta las cinco de la mañana, somos los primeros en hacerlo", aseguró Salgado en referencia a las largas negociaciones de esta madrugada para llegar a un acuerdo entre avanzados y emergentes en torno a los indicadores de desequilibrios financieros.

El G-20 está compuesto por ministros y gobernadores de bancos centrales de los países del G-8 (Alemania, Canadá, EE UU, Francia, Reino Unido, Italia, Japón y Rusia), más Arabia Saudí, Argentina, Australia, Brasil, China, Corea del Sur, India, Indonesia, México, Sudáfrica, Turquía y la Unión Europea.

España es el único "invitado permanente" y en esta ocasión participan también como "invitados" Singapur, Emiratos Árabes Unidos, Etiopía y Guinea Ecuatorial (este último en su calidad de presidente de la Unión Africana).

El estatus de España se debe a que, en principio, no fue incluida cuando el foro fue creado en 1999, con motivo de la crisis financiera asiática.

Descartado el rescate europeo para Portugal

Elena Salgado se ha reafirmado este sábado en la opinión de que Portugal podrá solventar por sus propios medios la presión sobre su deuda soberana, que se mantiene en niveles muy elevados.

"Pensamos, al igual que Portugal, que podrá solventar esta situación por sus propios medios", dijo Salgado tras participar en el G-20 sobre los crecientes rumores que apuntan un hipotético rescate de Portugal por parte de la Unión Europea.

Salgado admitió que "seguramente" España ha sido "más rápida" a la hora de aplicar reformas para frenar los movimientos especulativos contra la deuda.

"Pero en todo caso" añadió, "Portugal está aprobando reformas y ha aprobado un presupuesto muy austero para 2011, por lo que razonablemente deberían desaparecer las tensiones".

Portugal se encuentra desde hace meses bajo la intensa presión de los mercados, escépticos sobre la recuperación de su economía, y se han disparado los intereses sobre su deuda soberana, tanto a diez como a cinco años, por encima del 7%.

La prensa lusa se ha hecho esta semana amplio eco de noticias sobre la posibilidad de que Lisboa deba pedir ayuda externa en abril, aunque portavoces del Gobierno volvieron a desmentir tal eventualidad.