La constructora se deja más de un 6%

Sacyr corrige excesos con la excusa de Cepsa

Jornada de recogida de beneficios en Sacyr. Los títulos de la constructora han cedido hoy un 6,55% después de que la francesa Total anunciara que no entrará en Repsol tras vender su participación de Cepsa a un fondo de Abu Dhabi. Una operación que, de rebote, ha lastrado la cotización de Sacyr, accionista mayoritaria de la petrolera española.

Sacyr Vallehermoso ha conseguido revalorizar su valor casi un 80% en apenas mes y medio. Y ello pese a que los analistas optan por recomendar prudencia y apuntan a su elevada volatilidad. El día de hoy es un ejemplo de ello. Basta una declaración de un posible accionista de Repsol para ver su acción caer un 6,55% hasta los 7,9 euros y liderar los recortes en una jornada en la que el Ibex se ha contagiado de las noticias positivas llegadas desde el otro lado del Atlántico y se ha anotado un alza del 2,05%.

Total ha anunciado hoy que vendía su participación del 48% de Cepsa a un fondo soberano de Abu Dhabi y con ello han llegado al parqué los rumores sobre una posible entrada en Repsol. Un pretendiente más de una lista en la que han estado ya la rusa Lukoil, la india Essar o la italiana ENI, pero un portavoz de la compañía gala lo ha descartado: "Confirmamos que una oferta de compra no tendría sentido e iría directamente en contra de nuestro objetivo de reducir nuestra capacidad de refino en Europa". Al cierre, los títulos de Repsol se han anotado un alza del 1,62%, hasta los 24,23 euros. Mientras, los títulos de Sacyr, accionista mayoritario y propietario de un 20% de la petrolera española, se han resentido tras las declaraciones de Total. De esta forma, las acciones de la constructora, que llegaron a anotarse una subida intradía del 3,6% han cerrado la sesión con pérdidas del 6,55% y partirán mañana desde los 7,9 euros.

Ampliación de capital de Sacyr

SACYR 2,03 -0,59%

La empresa que preside Luis Del Rivero se encuentra en pleno proceso de ampliación de capital. Un proceso que tiene asegurado el éxito, al contar con la aprobación de diversos accionistas que acudirán al proceso. El efecto dilutivo no ha hecho estragos hasta ahora. La operación sirve para reforzar los recursos propios y con ello cumplir una de las exigencias de sus acreedores. A pesar de estas buenas noticias que empujaban a la acción, desde Unicorp Patrimonio se aclaraba que una de las razones es el bajo nivel del que se partía. Idea que desde Renta 4 se apoya y que se lleva un poco más lejos al aclarar que "el suelo del sector inmobiliario todavía está por llegar".