El proyecto al 50% con el Gobierno vasco

Iberdrola estrena en Euskadi su tecnología de redes inteligentes

Iberdrola ha elegido Euskadi, donde tiene la sede, como el laboratorio avanzado para el desarrollo de su tecnología en redes inteligentes. El grupo eléctrico instalará contadores de nueva generación en inmuebles de Bilbao y la localidad vizcaína de Portugalete que dan servicio a más de 410.000 habitantes.

La corporación que preside Ignacio Galán había dado algunos pasos en el ámbito de redes inteligentes en sus mercados de Castellón, Maine (Estados Unidos) y Glasgow (Escocia), pero ha sido en Euskadi donde comenzará a hacer realidad esta tecnología.

El Gobierno vasco ha empujado para que sea en Euskadi donde Iberdrola desarrolle estas tecnologías, que resultan más económicas para el consumo doméstico de electricidad y por tanto reducen las emisiones al medio ambiente.

Sociedad conjunta

IBERDROLA 10,06 1,34%

Iberdrola y el Ejecutivo de Vitoria, a través del EVE, su grupo energético, registrarán esta semana su sociedad conjunta, que invertirá 60 millones en los próximos tres años. La alianza fue anunciada ayer en Bilbao en Torre Iberdrola, el edificio en construcción que será la nueva sede del grupo eléctrico.

El compromiso por parte de Iberdrola alcanza, de momento, a los municipios vizcaínos de Bilbao y Portugalete, donde adaptará 1.100 centros de transformación y renovará 230.000 contadores que regulan el consumo de 410.000 clientes de la eléctrica. Esto en el entorno urbano, porque Iberdrola también pondrá en marcha en Vizcaya, en la comarca de Lea-Artibai, un plan de automatización avanzada para poblaciones rurales que incluye la construcción de una nueva subestación inteligente.

El lehendakari, Patxi López, destacó ayer que su equipo de Gobierno supervisará los compromisos efectuados por Iberdrola tanto "en materia de ahorro y eficiencia energética" como en la mejora de los niveles de "calidad y servicio a los consumidores".

Inversión sectorial de 5.500 millones

El desarrollo de las redes eléctricas inteligentes en España le puede suponer al sector un desembolso global de 5.500 millones, según los cálculos de Ignacio Galán. Y lo que es más importante, esa generación de conocimiento consolidaría 25.000 nuevos empleos "de muy alta cualificación", de acuerdo con los números del presidente de Iberdrola.

Las redes inteligentes representan los servicios del siglo XXI para la industria eléctrica, según los analistas. Estos equipos tienen la capacidad de detectar averías, de comunicar al usuario doméstico los hábitos más económicos de consumo o de realizar por sí solos las modificaciones pertinentes en la potencia contratada por los clientes. De forma colateral, estos sistemas propiciarán la expansión del uso del vehículo eléctrico, ya que están llamados a gestionar las redes de recarga de baterías de estos automóviles.

El control de las incidencias en el suministro por parte de las redes inteligentes reducirá los tiempos de reparación de los apagones, por ejemplo. Su entrada en funcionamiento también impulsará al sector de tecnologías de la información.