A pesar de la crisis

Sebastián: el Gobierno cumplirá los objetivos para universalizar la banda ancha

El ministro de Industria, Turismo y Comercio, Miguel Sebastián, ha asegurado que la universalización de la banda ancha siempre ha sido un objetivo para el Gobierno socialista, que cumplirá los objetivos marcados en cuanto a cobertura, penetración, velocidad y calidad a pesar de las dificultades de la economía española.

"Hemos avanzado mucho en el sector de las TIC en los últimos siete años, es algo que se nos reconoce dentro y fuera del país", ha señalado Sebastián en la sesión de control al Gobierno en el Senado, donde ha reconocido que el Ejecutivo no puede caer en la autocomplacencia porque se trata de un sector muy innovador que cambia rápidamente.

Sebastián ha resaltado la importancia de este sector para el Gobierno y ha recordado que el Ejecutivo ha puesto en marcha diversas actuaciones para mejorar las condiciones de la banda ancha en España.

Estas medidas, según ha dicho, han permitido alcanzar una cobertura total del 99% en el país, cuadriplicar la penetración de la banda de ancha en los últimos años y hacer que el 90,6% de las líneas de España igualen o superen los dos megabytes por segundo.

"Esta es la foto fija de cobertura, penetración y velocidad de la banda ancha en España", ha señalado Sebastián, para quien los datos muestran "un gran avance" en comparación con el año 2004. Además, ha asegurado que se seguirán destinando recursos para universalizarla y fomentar el despliegue de redes de acceso ultrarápido.

De la misma forma, Sebastián ha recordado que la Ley de Economía Sostenible recoge la implantación de Internet en zonas rurales a una velocidad de un megabit por segundo, algo que no se ha puesto aún en marcha porque la ley no está aprobada. "Esperamos que sea pronto", ha indicado.

Por su parte, el senador de CiU Ramón Alturo Lloan ha recordado al Gobierno que todas las promesas que ha hecho hasta ahora "han ido quedando en nada" y ha asegurado que el Ejecutivo ha caído en "cierta relajación" que no es aconsejable en el actual contexto económico.