Desequilibra las oportunidades

Críticas al Gobierno por romper la competencia en el sector

Era una rueda de prensa muy esperada. Era la primera vez que Rodrigo Rato, presidente de Caja Madrid y de Banco Financiero y de Ahorros -creado tras la integración de la entidad madrileña, Bancaja y otras cinco cajas-, explicaba los planes y resultados de este grupo de cajas. Pero la expectación se fue desinflando según avanzaba la rueda de prensa. Como buen político que fue (y nunca se sabe si volverá) solo se extendió en los mensajes que quería lanzar. Para el resto optó por echar balones fuera.

Fue contundente, al calificar de discriminación el plan del Gobierno por el que se pide que las entidades tengan antes de septiembre un 8% de core capital y del 9% al 10% para aquellas que no coticen o no tengan un inversor privado, lo que prácticamente afecta solo a las cajas. Cree que estas exigencias altera el campo de juego y desequilibra las oportunidades para sus jugadores. "Eso es malo y tiene sus consecuencias... Es un error. Yo creo que no habría que ir por ese camino", dijo. Y añadió que una "de las razones por las que España se compara con otros países es la intensa competencia que ha habido en el sistema. Romper esta competencia es un error que tiene consecuencias en la eficiencia de la economía".

No quiso, sin embargo, opinar sobre el resto del decreto que quiere aprobar el Gobierno. Es decir sobre la conveniencia a no de llegar a un 8% de core capital ya. Dijo que eso es cuestión de CECA, en el que él es vicepresidente.

Calendario a cumplir

"Si el Gobierno hace un calendario más exigente y más intenso, lo cumpliremos, pero que quede claro que tiene ventajas pero también costes importantes", aseguró ayer Rodrigo Rato, cuyo banco ha tenido que adelantar su salida a Bolsa por los nuevos requisitos.