Plan de choque

Trabajo espera que la bonificación de la contratación parcial genere 100.000 empleos en un año

La secretaria de Estado de Empleo, Mari Luz Rodríguez, ha avanzado que el plan de choque del empleo a través de la bonificación del trabajo a tiempo parcial podría generar hasta 100.000 puestos, con una jornada mínima del 50%, durante el año de vigencia.

Durante un almuerzo organizado por la Asociación de Periodistas de Prensa Económica (APIE), la secretaria de Estado de Empleo, Mari Luz Rodríguez, explicó que de acuerdo con este plan de choque, que el Gobierno está ultimando con los agentes sociales en el marco de la reforma de las políticas activas de empleo, se eximirá a las pymes del pago de cotizaciones, y del 75% en el caso del resto.

Según concretó, la reducción de las cotizaciones será como mínimo de seis meses cuando el contrato a tiempo parcial sea temporal y hasta un año cuando se trate de un indefinido. En este punto, la secretaria de Estado de Trabajo indicó que la medida incluye un incentivo del empleo temporal que podría interpretarse como una incoherencia frente a las pretensiones de la reforma laboral, pero que responde al carácter de "cortísimo plazo" del plan.

De hecho, resaltó que el plan se denomina de tránsito hacia el empleo estable y reconoce aquellas empresas que contraten a tiempo parcial a una persona podrán beneficiarse de las bonificaciones a la conversión al contrato de fomento del empleo que contempla la reforma laboral.

Además, la secretaría de Estado de Empleo resaltó que la reforma de las políticas activas de empleo contempla "por primera vez" que los servicios públicos de empleo ofrezcan servicios a las empresas.

Ayuda de en torno a 400 euros

En cuanto a la ayuda de "en torno a 400 euros" vinculada a la formación, que es la segunda pata del pacto sobre políticas activas y que sustituirá a la de 426 euros a partir del 15 de febrero, Rodríguez explicó que introduce como novedades el reconocimiento de esta ayuda como derecho de los trabajadores y su carácter nacional.

Ello significa que su coste correrá a cargo del Estado y cubrirá a todos aquellos desempleados sin recursos, especialmente jóvenes y parados de larga duración. Al mismo tiempo, aclaró Rodríguez, no supondrá un coste adicional para las comunidades autónomas, aunque éstas tendrán que reservar una cuota de orientadores y de acciones formativas para estos desempleados.

Según Rodríguez, la reforma de las políticas activas de empleo, que formará parte del pacto global que ultiman Gobierno e interlocutores sociales, cuenta con objetivos más amplios. Así, indicó que la necesaria unidad de mercado pide la elaboración de una "estrategia española de empleo", que incluya los objetivos cuantitativos y cualitativos, el método para conseguirlos y las inversiones que habrá de comprometer el Estado. Esa estrategia debería incluir también a las comunidades autónomas, que serán las encargadas de cumplir esos objetivos. Otra de las novedades de esa estrategia será la elaboración una carta de servicios que tendrán que proveer los servicios públicos de empleo.

Por otro lado, preguntada por si el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, tratará con la canciller alemana, Angela Merkel, durante el encuentro que mantendrán el jueves, una oferta de empleo "excepcional" para que jóvenes españoles vayan a trabajar al país germano, Rodríguez aseguró que no está tal cosa en los planes del Ejecutivo.

Sin embargo, explicó que ya existe la red europea Eures, una herramienta que gestiona la movilidad de los trabajadores en la UE y que, en su trabajo diario, existen ofertas "ordinarias" destinadas a países del entorno europeo. Así, dijo que realizar ofertas de trabajo a Alemania "está dentro de la normalidad del trabajo de Eures" y que "es en ese marco ordinario donde se ha planteado la posibilidad" de que trabajadores españoles, más o menos cualificados, vayan a trabajar a Alemania.