"Las cosas no van a cambiar de un día para otro"

Zapatero dice que España tardará en reducir la tasa de paro

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, ha reconocido que a España "le va a costar reducir" la tasa de paro, que es "muy alta".Además se ha mostrado contrario ha "reconsiderar el copago sanitario en el futuro" para reducir el déficit, posibilidad que plantea el secretario de estado de Hacienda, Carlos Ocaña, en una entrevista concedida al diario El País.

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero.
El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero.

Zapatero, en una entrevista con TVE , ha subrayado que las cosas no pueden "cambiar de un día para otro" y que el país tendrá que hacer esfuerzos para recolocar a sus desempleados, cuya protección, ha dicho, alcanza el 75%, una tasa muy elevada.

"Sé que cobrar la prestación no es lo que prefieren, que preferirían un trabajo", ha añadido el presidente, que ha destacado que habrá más oportunidades de empleo este año y sobre todo en 2012. De hecho, ha reiterado que en la segunda mitad de este año se empezará a crear empleo neto, aunque de manera "moderada", mientras que 2012 "será ya un año de creación de empleo neto".

De todos modos, el presidente ha reconocido que habrá que generar muchos puestos de trabajo para recuperar todo el empleo perdido en la crisis y ha insistido en que para crear empleo es fundamental la reestructuración de las cajas.

Para Zapatero, los sectores que serán "tractores" de la creación de empleo son los vinculados a los servicios profesionales, nuevas tecnologías, energías renovables y medio ambiente. A esos sectores irán dirigidos los programas formativos incluidos en la reforma de las políticas activas de empleo, donde se busca un tratamiento individual y personalizado de cada parado.

El jefe del Ejecutivo ha dicho que "entiende la ansiedad" de quienes esperan que la reforma laboral empiece a crear empleo de inmediato, pero ha precisado que sus efectos "más poderosos" comenzarán a notarse cuando la economía "vuelva a tomar un ritmo de crecimiento por encima del 1%".

En cualquier caso, Zapatero ha destacado que la reforma laboral ya está teniendo efectos, porque está recortando los contratos temporales e impulsando los indefinidos, que era uno de sus objetivos.

Salarios vinculados a la productividad

Además de la laboral, el presidente ha recordado que el Gobierno ha emprendido otras reformas para que no vuelva a producirse un ajuste del empleo tan fuerte como el que se ha vivido estos años cuando vengan otras crisis dentro de "determinados años".

Una de las últimas reformas es la de pensiones, acordada con sindicatos y empresarios y cuyo anteproyecto de ley fue aprobado el pasado viernes. Zapatero ha resaltado que el acuerdo alcanzado con los agentes sociales "generará confianza, paz social y compromiso de los actores económicos con las reformas".

Asimismo, ha destacado que el acuerdo supone "un salto cualitativo" porque aunque un gobierno puede llevar las reformas al Boletín Oficial del Estado (BOE), éstas tienen mucha más fuerza cuando son pactadas con los agentes sociales y con las fuerzas políticas.

Preguntado por las dificultades que supondrá para muchos trabajadores reunir una carrera laboral de 38,5 años para jubilarse a los 65 años, Zapatero ha señalado que es "razonable" pensar que en 2030, 2040 y 2050 las carreras laborales serán parecidas a la media actual.

Por otro lado, Zapatero se ha mostrado partidario de que los salarios se vinculen a la productividad, sector a sector. Así, ha asegurado que los sectores más productivos son los que tienen más ganancias salariales. En este sentido, ha explicado que aún estando en crisis, sectores como el de telecomunicaciones, no han perdido empleo y "han ganado posiciones salariales".

En cuanto al comportamiento de las comunidades autónomas en materia de gasto, el presidente ha reclamado "austeridad" a todas las administraciones públicas y ha recordado el compromiso de reducir el déficit público asumido por España. "Ahora tenemos que hacer un gasto público más exigente. *Qué pueden hacer las comunidades? Pueden hacer regulaciones más homogéneas e inversiones conjuntas (...) Hay que aunar esfuerzos, sumar, integrar y reducir gastos", ha señalado.

Rechazo al copago sanitario

Una de las partidas más importante en relación al gasto es la sanidad. Una materia sobre la cual el secretario de Hacienda, Carlos Ocaña, se pronuncia hoy en una entrevista concedida al diario El País , en la cual dice que llegará un momento en que "habra que reconsiderar el copago sanitario". Una posibilidad que el presidente del Gobierno ha descartado hoy ya que el ahorro que reporta "es muy escaso" y "no merece la pena".

Donde sí coinciden ambos dirigentes es en la necesidad de ajustar el gasto farmacéutico. Zapatero ha afirmado que este es muy superior a la media europea, un hecho con el que Ocaña quiere acabar tomando medidas como" centralizar las compras, racionalizar los catálogos de medicamentos, financiar solo la opción más barata (más genéricos, por ejemplo)". En su opinión, "en la gestión de sanidad y dependencia también caben mejoras".