Economía eleva al 8% el ratio de capital básico para bancos y cajas

Salgado acota en 20.000 millones la necesidad de capital de la banca

La vicepresidenta económica, Elena Salgado, confía en que las necesidades de capital de bancos y cajas de ahorros no superen los 20.000 millones de euros. Las cajas se verán obligadas a convertirse en bancos para recibir dinero público y Economía elevará el ratio de capital básico para todo el sector financiero al 8%, aunque podrá ser mayor para las cajas de ahorros.

José Manuel Campa junto con la vicepresidenta segunda, Elena Salgado
José Manuel Campa junto con la vicepresidenta segunda, Elena Salgado

El ministerio de Economía ha presentado las líneas básicas de un plan para el fortalecimiento del sistema financiero español. Salgado ha anunciado que se va a exigir a las entidades financieras un ratio de capital básico del 8% (los recursos de máxima calidad), adelantando los objetivos que se contemplan en el marco de Basilea III, y va a poder determinar un coeficiente de solvencia mayor para las cajas de ahorros.

Salgado ha asegurado que después de elevar este ratio "lo razonable es pensar que todas las entidades españolas estarán en disposición de pasar los test de estrés".

Para garantizar que las entidades alcancen ese ratio de solvencia mediante su recapitalización, y que el crédito fluya con normalidad a la economía, Salgado ha comentado que ese requisito deberá cumplirse con referencia al conjunto de los activos ponderados por riesgo que existan en los balances de las entidades a 31 de diciembre de 2010. Las entidades que no cumplan con los nuevos requisitos deberán capitalizarse en el mercado y tendrán de plazo hasta septiembre. En ese mes, el Banco de España evaluará el cumplimiento de los requisitos y determinará cuáles son las entidades que no tienen perspectivas razonables de captación de capital.

Las cajas de ahorros podrán utilizar para obtener el capital cualquiera de las fórmulas ya recogidas en la Ley de cajas de ahorros (LORCA), reformada a finales del año pasado. Si bien, aquellas entidades que no hayan logrado capitalizarse adecuadamente serán intervenidas por el Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB), que tomará acciones a precios de mercado por un máximo de cinco años.

Para que el FROB pueda comprar acciones, Salgado ha anunciado que las cajas de ahorros deberán transferir todo su balance a un banco. Para determinar el precio al que comprará el FROB las acciones de dicho banco se solicitará la ayuda de un experto independiente.

Preguntada sobre el monto total de necesidad de capital de todas las entidades financieras españolas, Salgado ha comentado que confía que no sea superior a 20.000 millones de euros.

El ministerio de Economía busca con este "acelerón" del sistema financiero español, según palabras del vicepresidente primero Alfredo Pérez Rubalcaba, restaurar la confianza en el sistema financiero español, reforzar la credibilidad en las cajas de ahorros y preservar la obra social de las cajas.

En una nota, CC OO ha asegurado que los cambios planteados hoy por Economía no ayudan a generar más confianza en el sector financiero, "toda vez que puede retrasar el proceso de concentración iniciado en el sector". El sindicato explica además que adelantar las exigencias de capital propuestas por Basilea III supone una desventaja frente al resto de entidades europeas que no tendrán fijado el porcentaje mínimo hasta fechas posteriores.