Secunda a Cataluña y Valencia

Baleares pagará por su deuda más del 7% para sufragar gasto corriente

Islas Baleares emitirá de forma inmediata entre 200 y 300 millones de euros dirigidos a inversores particulares, siguiendo la estela de Cataluña y la Comunidad Valenciana. El tipo de interés en el año de duración será del 4,75%, pero el erario balear tendrá que abonar hasta un 3% más en comisiones a las entidades bancarias intermediarias.

Islas Baleares se sumó el viernes a la iniciativa de recaudar fondos directamente de inversores particulares. El consejero de Economía del gobierno autonómico, Carles Manera, anunció la inminente emisión de deuda pública para el tramo minorista por valor de 200 millones de euros, ampliables a 300 en función de la demanda. El periodo de suscripción se abrirá de forma casi inmediata: entre el 24 de enero y el 4 de febrero. Los ahorradores podrán adquirir bonos de entre 1.000 euros y dos millones, y recibirán, un año después, un 4,75% de interés.

Baleares sigue así la estela de la Generalitat de Cataluña y también de la valenciana, que ya han emitido lo que se conoce como bonos patrióticos, destinados a sufragar las crecientes necesidades de endeudamiento en un contexto de caída de ingresos y elevados déficit públicos autonómicos. Cataluña colocó 3.000 millones de euros, y la Comunidad Valenciana, 1.500. Igual que en esos dos casos, la principal entidad colocadora será La Caixa, aunque en Baleares también participarán Deutsche Bank, Sa Nostra, Banca March y Banco de Sabadell. Y también serán idénticas las condiciones de intermediación: las entidades obtendrán una comisión del 3% para los primeros 200 millones de euros colocados, y del 1% a partir de ese montante.

Aragón y Canarias siguen la estela

Algunas otras comunidades autónomas, como Aragón o Canarias, reconocen estar estudiando la posibilidad de dirigirse directamente al mercado minorista, si bien todavía no tienen una decisión tomada al respecto. Otras, como Castilla y León, afirman que prefieren otras formas de emisión, a la vista de que los bonos patrióticos suponen a las arcas autonómicas más del 7% de coste entre intereses y comisiones.

Cataluña se plantea repetir, pero está valorando emitir la deuda a plazo menor de un año, que no requiere el permiso del Ministerio de Economía exigido en el resto de casos. Con todo, fuentes de entidades financieras sostienen que una emisión de ese tipo no solucionaría sus problemas financieros. La intención inicial pasaba por hacer una emisión de mayor tamaño que la primera, a un plazo de dos a tres años; de momento, el departamento de Economía se centra en elaborar un informe económico fiable para presentarlo el día 27 en el ministerio.

Claves de la emisión

El Gobierno balear emitirá entre 200 y 300 millones de euros a un año, a un tipo de interés del 4,75%. Las comisiones bancarias alcanzarán el 3%, hasta los 200 millones, y el 1%, a partir de esa cifra. Los intermediarios serán La Caixa (100 millones), Deutsche Bank (45), Sa Nostra (35), Banca March (10) y Banco de Sabadell (10).