Escalada en las materias primas

El petróleo rebasa los 100 dólares en Asia

El barril de crudo ha superado los 100 dólares por barril en África y Asia, las dos regiones más dinámicas en crecimiento del consumo de petróleo, por primera vez en dos años. La fuerte escalada de los precios supone una nueva amenaza para la recuperación.

"Toda presunción de escasez en el mercado [de petróleo] es incorrecta", afirma la OPEP en un comunicado emitido ante la creciente presión procedente de los países consumidores. El precio del petróleo está en escalada libre y la temida referencia de los 100 dólares ya ha sido alcanzada. Así, el crudo Tapis de Malaisia, referencia para Asia, cotiza en 103,4 dólares por barril, mientras que el bonny light, el referente en Nigeria, fluctúa ya en la barrera de los 100. Al crudo Brent, el indicador para Europa, no le falta ya mucho: a primera hora de la tarde se situaba en 97,1 dólares por barril y acumula una subida del 27% en un año.

La Agencia Internacional de la Energía (AIE), el organismo que vela por los intereses energéticos de los países de la OCDE, ha subrayado esta misma semana que los "precios de tres dígitos amenazan con dañar" la recuperación económica. La presión es creciente para la OPEP, el cartel que controla el 40% de la oferta mundial del petróleo. Sin embargo, los países de la organización no son partidarios todavía de elevar su oferta, quieren maximizar los beneficios de un petróleo caro. El límite está en el punto en el que la escalada del precio impacta en el consumo, pero parece que aún no se ha llegado a ese límite.

La OPEP asegura oficialmente que su objetivo es que los precios se mantengan entre 70 y 90 dólares. Pero los mininistros de los 12 países que componen la organización reconocen públicamente que un petróleo a 100 dólares es "perfectamente asumible" por la economía mundial y que el abastecimiento global de crudo es más que suficiente para atender la demanda. Es cierto que las reservas globales se encuentran en los niveles más altos de los últimos cinco años (2.742 millones de barriles en la OCDE), pero su nivel lleva varios meses cayendo.